“Motorfobia”, miedo a motoristas por atracos

Santo Domingo.-Aparte de la agonía constante, los niveles de inseguridad en el país han provocado que cientos de ciudadanos desarrollen un miedo extremo que podría ser catalogado como “motorfobia”.

Se trata de una situación que mantiene en zozobra a adultos, adolescentes y hasta niños, quienes han sido víctimas de asaltos que se produjeron utilizando motocicletas o simplemente fueron testigos de uno de estos desagradables episodios.

“Me pongo histérica cuando escucho un motor detrás de mí o veo a alguien que viene de frente conduciendo uno”, fue la frase utilizada por Laura Concepción Paulino para describir el temor que siente.

La joven y parte de su familia ya han sido asaltadas en varias ocasiones por desaprensivos motorizados, quienes con pistola en mano le han llevado celulares y otros objetos de valor.

El miedo se incrementa cuando dos individuos van a bordo de la moto, sin importar que tengan un chaleco reflexivo que diga “motoconcho”, la cual es una de las tantas medidas que se han tomado para disminuir esta problemática.

Aunque no existe un estudio que ofrezca datos certeros sobre el uso de este vehículo para cometer fechorías, las denuncias que manejan las autoridades permiten establecer que más del 80 % del despojo de celulares y carteras se hacen por medio de este transporte.

La incidencia aumenta cuando se trata de casos de sicariato y otros hechos del crimen organizado, donde la motocicleta continúa siendo el medio de movilidad preferido, porque es más práctico a la hora de desplazarse por la congestionada ciudad.

Así lo demuestran los asaltos planificados atribuidos a John Percival Matos y Brayan Peter Félix Paulino, quienes en cuestión de minutos desaparecían de los centros en que ejecutaban los robos millonarios.

“Como motorista serio, para mí esto es degradante, porque la gente me tiene miedo, a cada rato cuando voy por una calle y alguien me alcanza a ver se tira para el otro lado, porque cree que la voy a atracar”, dijo Ramón González, un motoconchista con más de 10 años en esta labor.

Según los datos de la Dirección General de Impuestos Internos el número de motocicletas en el país ha pasado de 504,307 en el año 2000 a 1.9 millones de unidades que se tenían registradas en 2015, lo que las convierte en el medio de transporte más popular.

Afecta la calidad de vida de ciudadanos

Para el psicólogo, Heladio Hernández, se trata de un temor colectivo, que debido a los constantes actos delictivos en los que se menciona la motocicleta se ha magnificado en la ciudadanía.

“Se ha generalizado el miedo a los motores.

Un miedo que es justificado”, dijo el especialista de la conducta.
Consideró que esta situación afecta la calidad de vida de los ciudadanos, ya que los mantiene en una agonía desde que salen a la calle.

Especificó que dicho temor está presente con mayor intensidad en las cinco provincias más violentas del país, entre las que citó el Gran Santo Domingo, Distrito Nacional, Santiago, San Cristóbal e Higüey.

Explicó que la mayoría de los implicados en estos asaltos propios del raterismo son jóvenes entre 15 y 34 años de edad, lo que refleja problemas de fondo, como falta de medios productivos, entre otros.

Hernández manifestó que son problemáticas a las que se les debe buscar salidas desde el Estado, atacando las causas que motivan esos actos delictivos, los cuales indicó no siempre están ligados a problemas de adicción.

Comentarios con Facebook