EDITORIAL: Danilo Medina el peor «Padre» de la historia

En un sistema democrático presidencialista como el de la República Dominicana, un presidente se constituye en el gran Padre nacional surtidor y proveedor de las mas elementales necesidades de sus hijos (el pueblo).

Desde el suministro eficiente del agua potable y el servicio energético hasta disponer de servicios hospitalarios y educativos de calidad son responsabilidad el Presidente de la República.

Es un sistema presidencialista donde todo el poder político queda concentrado en el Palacio Nacional.

En este escenario de gobernanza política en el que el presidente Danilo Medina tiene sobre sus hombros la Constitución, el Presupuesto Nacional, las fuerzas coercitivas y toda la maquinaria estatal para enfrentar la problemáticas nacionales, vemos como no ha podido resolver ninguno de los problemas fundamentales de la nación.

Ha sido un Padre que le ha fallado a sus hijos al éstos no disponer ni siquiera de algo tan básico y elemental como los es una vivienda digna o el suministro permanente de  agua potable o energía eléctrica.

Un padre que ha empeñado el futuro de nuestros hijos a través de una alocada carrera de endeudamiento externo, un Padre que ha mal administrado los recursos públicos utilizándolos para fines personales, un Padre que ha permitido que en tan solo el primer cuatrimestre del año fallecieran mas de 1,300 recién nacidos en los hospitales públicos, un Padre que sin lugar a dudas no tiene corazón.

Si fuésemos a evaluar el rol que en seis años de gestión ha desempeñado nuestro Padre Nacional Danilo Medina Sánchez, pudiésemos fácilmente calificarlo como uno de los peores padres que ha tenido el pueblo dominicano en toda su historia de vida democrática.