Editorial: David Collado, Juan Vicini y la haitianización de Santo Domingo

La llegada de David Collado a la alcaldía de la primada de américa generó amplias expectativas en los capitaleños. Aquel joven bonachón que fue a la Junta Central Electoral a inscribir su candidatura con Juan Vicini, el hombre mas rico del país, supo en apenas dos meses construir una victoria lograda contra todo vaticinio.

Pero a dos años de gestión municipal las esperanzas ciudadanas se han desplomado. Aun vemos como en la ciudad persiste la arrabalización de los espacios públicos, el caos en el tráfico vehicular, la invasión de las áreas verdes, la inseguridad ciudadana y las montañas de basura en los sectores populares y los residenciales de la franja media.

Las mismas problemáticas que se le criticaron al pasado alcalde Roberto Salcedo, persisten en la actual gestión de David Collado.

Inclusive, la invasión haitiana en los espacios públicos se ha incrementado enormemente. Parecería que existiese un pacto secreto entre el actual alcade David Collado y su patrocinador Juan Vicini para proteger y garantizar la presencia ilegal haitiana en las aceras, calles y espacios públicos de Santo Domingo.

El incremento de fruteros en las aceras ha sido enorme. El ejercito de coqueros se viene incrementando a niveles preocupantes. Las guaguitas plataneras manejadas por haitianos con sus molestosas bocinas irrumpen cada vez mas la tranquilidad de nuestros sectores. No hay quien duerma en horas del día y la tarde sin que el bullicio del autoparlante de las plataneras irrumpa hasta el mas profundo sueño.

Es una ciudad cada vez mas invivible, intransitable e irrespirable la que el alcalde David Collado dejará cuando abandone la alcaldía.

Resulta lamentable que aquel joven político en el que la población depositó sus esperanzas de cambio y transformación se haya convertido en la mayor decepción de los últimos años de nuestra vida democrática.