EDITORIAL: La inexplicable salida de “Chévere Night”

La salida del muy popular y altamente rentable programa de televisión Chévere Night, conducido por la carismática comunicadora Milagros Germán, ha dejado atónitos a gran parte de la sociedad dominicana.

Es una salida que evidencia como los medios de comunicación en la República Dominicana están siendo coartados y cercenados a través de diferentes estrategias que utiliza la clase política gobernante.

Recientemente el Dr. Nieves, Altagracia Salazar y Edith Febles fueron forzados a salir de CDN Cadena de Noticias a través de la pretendida imposición obligada de un cuarto miembro en el programa que respondía a los intereses del gobierno. Esto dichos periodistas no lo iban a permitir a sabiendas de lo que implicaba tener a su lado a una persona radicalmente contraria a sus posiciones de defensa a los intereses nacionales.

También, se ha sabido que el gobierno presiona a parte del empresariado privado que coloca publicidad en determinados programas televisivos y radiales críticos al presidente Medina.

En ninguno de los casos se puede decir que el gobierno intervino directamente para incidir en la salida del aire de un programa o de un comunicador, pero evidentemente las medidas sutiles que desde el Palacio se toman resultan determinante para la concreción de los objetivos, de la Dirección de Comunicaciones dirigida por Rodríguez Marchena, de homogeneizar una opinión pública favorable al gobierno.

Esto no podemos continuar permitiéndolo, para contener los desbordes que se emanan desde el Palacio Nacional, debemos procurar promover ante el Congreso Nacional una ley que cree incentivos para que el empresariado privado se motive a financiar importantes espacios televisivos que contribuyen al fortalecimiento de nuestra democracia y que promueven y aportan a la construcción de una identidad nacional que tanto necesitamos.