EDITORIAL: Medios tradicionales secuestrados por el capitalismo salvaje

Si algo ha incidido en la decadencia de nuestra democracia lo es la alta concentración existente de medios de comunicación escritos, radiales y televisivos, en manos de un puñado de capitalistas salvajes. Los cuales han podido construir estas superestructuras mediáticas  por las componendas irresponsables con un poder político corrupto. No hay otro país en el continente donde existan tan perversos niveles de concentración como lo hay en la República Dominicana.

Esto ha resultado dañoso para nuestra democracia ya que la libertad de expresión queda supeditada a un ámbito limitado en el que todo se puede tocar mientras no transgreda los linderos del capitalista dueño del medio.

Decía el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, que los medios impresos responden a los intereses del propietario de la imprenta.

Por eso nosotros planteamos que la democracia dominicana, así como financia las anquilosadas y retrógradas estructuras políticas, también por ley debe financiar la libertad de expresión a través de la contribución económica a medios de comunicación plurales y que no estén comprometidos con los osos polares del capitalismo salvaje.

Esta propuesta representa una contribución de LoQueSucede a la débil democracia nuestra que tiene décadas postradas en pañales en espera de una madurez que de pronto pareciere que nunca llegará, pero que con el diseño de una ley que garantice la sostenibilidad financiera de medios responsables y comprometidos con la nación, pudiéramos de una vez por todas dar el paso necesario que nos catapulte hacia un Estado con mayores niveles de prosperidad política, social y económica.