EDITORIAL: Una Intrantsitable ciudad capital

Hace tres años atrás la ciudad de Santo Domingo tenía la tercera mayor carga vehicular de todas las ciudades en el continente, según un estudio que se hizo público.

A pesar de ello, ni el poder ejecutivo ni el legislativo han decidido asumir el enorme reto que conlleva construir las soluciones necesarias para resolver una problemática que afecta a todos.

No lo han hecho por diversas razones dentro de las que muy seguramente este el temor que siente la clase política gobernante ha padecer los estragos del elevado costo político que tendría proponer las soluciones estructurales que requiere la ciudad.

Precisamente, con el objetivo de construir esas soluciones y diseñar las estrategias de lugar se creó el INTRANT, una institución que lamentablemente al día de hoy no ha hecho más que contribuir a que la ciudad de Santo Domingo sea cada vez más intrantsitable.

Preocupados por la situación, varios especialistas en el tema han propuesto soluciones puntuales que crearian mejores condiciones en las calles y avenidas de la ciudad para un mayor flujo vehicular. Una de ella lo es retirar del transporte público, al menos en las grandes avenidas, a los vehículos que apenas tienen capacidad para transportar seis pasajeros. Solo con esta medida se pudiese reducir en más de un 20% la altísima carga vehicular que hay en la ciudad. Estos vehículos serían sustituidos por autobuses de mayor capacidad de movilización de gente, como lo son los autobuses de la OMSA llamados «gusanos», que no son más que autobuses con dos grandes vagones con capacidad de transportar más de 70 personas.

La gente pide a gritos a las autoridades tomar decisiones. Pero decisiones que vayan en la dirección de realmente resolver la problemática, no decisiones que lo que han procurado es crear otro cascarón estatal sin fondo como lo es el INTRANT, una institución a la cual mensualmente solo para el pago de nómina el Estado tiene que destinar más de $27 millones de pesos sin que esta al dia de hoy pueda exhibir la solución de uno de los problemas que afectan al flujo vehicular y la seguridad en las calles y avenidas del país.