Enviado del papa pide a dominicanos tratar a los haitianos como hermanos

La Iglesia católica celebró ayer con una misa en la localidad dominicana de La Isabela, Puerto Plata, el 525 aniversario de la primera eucaristía oficiada en América y cuyo enviado extraordinario del papa Francisco pidió a los dominicanos colaborar con el pueblo haitiano y a tratar a sus ciudadanos como hermanos.

El cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez reconoció, no obstante, que la profundización de la crisis haitiana complica las relaciones con la República Dominicana.

Al enfocar el problema migratorio, monseñor Rosa Chávez declaró que la migración refleja la gran miseria y el hambre que padecen millares de ciudadanos del mundo.

“Tenemos que buscar formas para que los ciudadanos puedan vivir y progresar en sus propios territorios, que vivan en paz y en tranquilidad, a lo que tienen derecho”, puntualizó monseñor Rosa Chávez.

Dijo que en el 1992, en ocasión de realizar una maestría en la frontera con el fenecido monseñor Fabio Mamerto Rivas, comprobó los sufrimientos de los ciudadanos haitianos, para quienes solicitó la mayor colaboración.

Rosa Chávez respondió preguntas de los periodistas al término de la eucaristía que presidió en representación del papa Francisco el pasado sábado en la conmemoración del 525 aniversario de la primera misa oficiada en América en el templo las Américas, de la Isabela.