Bien Común demanda precandidatos presidenciales Navarro y Amarante Baret transparenten origen de fondos de sus campañas

La iniciativa política Bien Común reclamó a los precandidatos presidenciales y exministros de Educación, Andrés Navarro y Carlos Amarante Baret, que presenten las fuentes de financiamiento de sus millonarias campañas electorales por considerar que hay importantes indicios de irregularidades en el uso de los fondos del 4% durante sus gestiones al frente del Ministerio de Educación.

Reiteró a la Cámara de Cuentas la petición de auditoría especial de la ejecución presupuestaria de los más de RD$710 mil 300 millones destinados a ese ministerio del 2012 a la fecha y recordó que esta investigación podría acarrear consecuencias penales en caso de comprobar violaciones a la ley en la administración de estos recursos.

«La asignación del 4% del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación fue una conquista de la ciudadanía preocupada por las precariedades y baja calidad del sistema educativo dominicano, sin embargo, a siete años de su aprobación, no hemos visto mejoras sustanciales, pero sí hemos visto las campañas multimillonarias de los dos exministros que tuvieron a su cargo la gestión de este dinero, hoy precandidatos a la presidencia», expresó.

Señaló que entre mediados de agosto 2016 y enero 2019, en su paso por el ministerio de educación, el dirigente peledeísta manejó recursos equivalentes a RD$ 353,627 millones. Esto representó el 11.4% de todo el gasto ejecutado por el Gobierno durante el período agosto 2016 y enero 2019. En la gestión de Andrés Navarro se identificaron irregularidades de nóminas que incluyen a miles de personas, y esto aún no ha sido investigado a profundidad.

Para el 2019, Navarro, utilizó de forma discrecional más de RD$ 9,100 millones asignados a «dirección y coordinación superior». En la gestión de Navarro, los servicios de Bienestar Estudiantil, en donde se concentran los recursos del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), registraron serios rezagos durante el año 2018. Por ejemplo, en materiales y suministros, hay una subejecución de más de RD$5,100 millones del pago a contratistas y suplidores, 25% menos de los planificado, poniendo en riesgo el suministro de alimentos en las escuelas a niños y niñas.

En el año 2018, el ministro Navarro gastó RD$528.3 millones en publicidad, o lo equivalente a RD$ 1.4 millones diarios. En septiembre 2018, el entonces ministro Navarro violó el artículo 78 de la Ley 66-97 de Educación, al no convocar al Consejo Nacional de Educación para conocer y aprobar el presupuesto 2019 de la entidad. En el año 2018, el ministro Navarro gastó RD$ 429.3 millones en organización de eventos y festividades, o lo equivalente a RD$ 1.2 millones diarios.

Bien Común aseguró que continuará demandando una investigación profunda y responsable que dé a la ciudadanía respuestas claras sobre estas y otras irregularidades.