Capitaleños se quejan por la inseguridad en los cementerios; piden a David Collado resolver situación

Loquesucede estuvo el pasado domingo en varios cementerios de la ciudad capital para recoger las opiniones de quienes se dieron cita allí a visitar la tumba de sus seres queridos.

La queja mas común recogida por este medio giró en torno a los elevados niveles de inseguridad que hay en estos lugares donde pernotan los restos de quienes en algún momento estuvieron entre el suspiro de los vivos. «A mi me carterearon cuando vine la última vez», dijo una señora que cada cierto tiempo va a limpiar la tumba de su madre.

A esta situación se le agrega la imposibilidad de enterrar un cadaver en una caja de muerto compuesta, ya que para garantizar que no sea saqueada tienen que perforarla, mancharla y hasta casi destruirla ellos mismos para que no sean atractivas a ser robadas por quienes se dedican a esto.

Pudimos percatarnos que en mas de un 50% de quienes visitan nuestros cementerios son ciudadanos que superan el umbral de los 50 años. Van entre dos y tres veces al año a ver como esta la tumba de sus queridos y confirmar si aun no ha sido saqueada y en caso de que si, procuran restituir o al menos devolverle un mínimo esplendor.

Pidieron al alcalde David Collado ponerse lo pantalones e incrementar la seguridad en estos lugares. Recomendaron la instalación de un sistema de monitoreo permanente a través de cámaras, así como también, personas que a pie circulen en el interior de los cementerios.

«Merecemos al menos después de muertos un descanso en paz y digno, no con este tormento de que sean saqueadas las tumbas por los fascinerosos que pululan la zona», se quejó una señora que vino de New York a visitar la tumba de su madre.