Centro Montalvo: esquema de corrupción pública y privada es una barrera para la juventud dominicana

Santo Domingo– . El Centro de Reflexión y Acción Social Padre Juan Montalvo considera que el esquema de corrupción pública y privada es una barrera para la juventud dominicana.

A propósito de conmemorarse este domingo el Día Internacional de la Juventud, el centro social deploró que al momento de acceder al mercado laboral los jóvenes necesiten tener relaciones primarias (cuñas) o la carta del compañero del partido político de turno para poder conseguir un empleo.

“Según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) se estima que la totalidad de jóvenes dominicanos comprendidos en edad de 15 a 29 años asciende a dos millones 799 mil 215, lo que realmente representa un bono demográfico para el país, quien al poseer una alta población económicamente activa es aprovechable para garantizar el desarrollo de la nación en todas sus áreas. Sin embargo, por la falta de políticas públicas definidas desde el Estado dominicano para aprovechar estos recursos humanos ha dado como resultado que el 55.3% de la población juvenil se encuentre desocupada o inactiva, como lo establece estudios de fuerza de trabajo recientes”, señala el Centro Montalvo.

Amín Matías Vásquez, Coodinador Nacional de la Juventud del Centro Montalvo, afirmó que la Constitución de la República Dominicana en su artículo 55 numeral 13 “consagra el valor de los jóvenes como actores estratégicos en el desarrollo de la nación. El Estado garantiza y promueve el ejercicio efectivo de sus derechos, a través de políticas y programas que aseguren de modo permanente su participación en todos los ámbitos de la vida nacional y, en particular, su capacitación y su acceso al primer empleo.”

Destacó que paradójicamente, la mayor vulneración a los derechos de la juventud está en aquellos que la Carta Magna manda a preservar: participación, capacitación profesional y acceso al empleo.

“La sociedad dominicana tiene el reto de integrar a jóvenes en sus organizaciones (desde las juntas vecinales hasta los consejos ministeriales), y a su vez, reconocer como válidos los otros espacios donde sí se encuentran nuestros jóvenes participando, pero de forma aislada y autodidacta, como lo son los grupos deportivos, culturales y religiosos. Generar esa vinculación es el primer paso a la participación sociopolítica efectiva en los procesos de transformación de la sociedad y toma de decisiones”, destacó Matías Vásquez.

El Centro Montalvo exige mayor responsabilidad al Estado dominicano con la juventud, instándole a adoptar políticas públicas que favorezcan la inserción de los jóvenes a un primer empleo digno, a espacios de participación efectiva en los procesos de toma de decisiones e iniciativas que favorezcan en la transición educación-empleo.