Comunidad dominicana en Puerto Rico «desamparada» por el Gobierno dominicano

Punta Cana. – Desde ayer varios sismos han sido registrados en la región Sur de Puerto Rico. Las réplicas han alcanzado magnitudes por encima del nivel 6 en la escala de Richter.

En Puerto Rico residen entre 200 y 250 mil dominicanos, algunos de ellos en los sectores Barrio Obrero y Villas Palmeras, dos comunidades ubicadas al Norte de la isla, y desde donde también se reportan daños a causa de los temblores.

José Rodríguez, el presidente del Comité Dominicano de los Derechos Humanos en Puerto Rico ha explicado a este medio que la información no fluye con la rapidez que se quisiera porque los movimientos sísmicos han afectado el servicio de electricidad en todo el territorio.

Sin embargo, Rodríguez comentó de la alta posibilidad en hallar cuerpos sin vida.

En el caso de los dominicanos,  “estamos olvidados por todos los gobiernos que han pasado por la República Dominicana. Aquí no hay un plan estructurado del Gobierno de cómo ayudar y darle la mano a la comunidad”, resaltó Rodríguez, por lo que hace un llamado para que autoridades  recuerden “que los dominicanos que vivimos en el exterior, sobre todo en Puerto Rico, no hemos dejado de ser dominicanos”, exclamó.

La comunidad tanto nativa de Puerto Rico como dominicana se encuentra actualmente bajo cierta incertidumbre, esperando que los movimientos no provoquen ningún tipo de fenómeno natural que agrave la situación actual.

Por el momento las autoridades puertorriqueñas han declarado al país en estado de emergencia.
Algunas estructuras han sido colapsadas por los recurrentes temblores que se han manifestado.

Con fines de acciones inmediatas, un grupo de trabajo estará tomando las medidas de lugar para brindar asistencia en medio de la situación.

Esta madrugada a las 4:24 de la mañana el terremoto ocurrido alcanzaba una magnitud de 6.4; anterior a este  se registró un sismo de 5.6; y ayer lunes, otro de 5.7.