Congresista Faride Raful guarda sepulcral y misterioso silencio frente al Pacto Migratorio ONU

La muy activa diputada por el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), Faride Raful, ha guardado un sepulcral y misterioso silencio ante el Pacto Migratorio propuesto por la ONU.

Raful, quien con tesón permanentemente se refiere a los principales temas nacionales, no ha utilizado ninguna de sus redes sociales ni espacios en medios tradicionales para referirse a tan neurálgico tema.

Algunas fuentes alegan que este misterioso silencio se debería al compromiso que tendría la congresista con los agentes globalistas que promueven estados sin frontera y todo tipo de permisividades morales.

Faride es una reconocida defensora de los derechos de los LGTB y de los inmigrantes haitianos que residen en la República Dominicana. Asume posturas políticas claramente progresistas, inclusive, ésto la propia congresista lo ha admitido al definirse como una política liberal.

A pesar de sus manifiestas convicciones políticas la congresista no se ha referido ni a favor ni en contra del Pacto Migratorio propuesto por la ONU. Al parecer, teme ser nuevamente atacada por la sociedad dominicana tal como aconteció cuando rechazó la introducción de la lectura bíblica en el sistema educativo nacional.

Este sepulcral y misterioso silencio que guarda Faride resulta altamente cuestionable ya que desde su condición de congresista preocupada por el devenir histórico de la nación, debería referirse a un pacto que pretende despojar las facultades soberanas que tiene la República Dominicana para imponer sus propios criterios jurídicos en procura de regular la presencia de inmigrantes en suelo patrio.