Continúan denuncias de estafas a lo interno del estatal Banreservas

Banreservas

A la redacción del periódico digital LOQUESUCEDE.COM continúan llegando denuncias de ciudadanos que se quejan por haber sido estafados como clientes del estatal Banreservas.

En la semana pasada, una cliente de dicho banco que nos pidió reservar su identidad, denunció que en el mes de diciembre el balance de su tarjeta de crédito ascendió a los $28 mil pesos, un monto que considero exorbitante ya que no recordaba haber realizado consumos por ese valor. Por la duda que tenía, la cliente solicitó por primera vez en los últimos ocho meses un estado de cuenta físico de su tarjeta de crédito. Al verlo, se percató de que tenía consumos superiores a los $6 mil pesos en UBER y una plataforma de compra en internet. Debido a esto, decidió también solicitar los estados de cuenta de los últimos meses, encontrándose con la sorpresa de que en los meses anteriores también tenía cargos por uso de la compañía de transporte y otros cargos por compras por internet. En total, comparado con el imite de su tarjeta, se le hicieron «pequeños cargos mensuales» que en total ascendieron a lo $50,450 mil pesos por uso de UBER, cuando según explicó nunca en su vida ha utilizado dichos servicios y tampoco ha realizado compras por internet.

Al igual que esta cliente, la Sra. Mily Perez denunció a la redacción del periódico digital LOQUESUCEDE.COM la situación engorrosa por la que atraviesa en la entidad financiera estatal. Pero en el caso de esta señora, la estafa fue vía su cuenta de ahorros la cual ha pesar de tener fondos disponibles al ir cajero a retirarlo se le informó que el balance de su cuenta no alcanzaba para entregarle los $50 mil que solicitaba. Tras ir al area de servicio al cliente para que le aclararan situación le informaron que solo tenia disponible $11 mil pesos, por lo que regresó al cajero para retirar esos 11 mil disponible, siendo informada por el cajero que no tenia nada disponible. Al regresar nuevamente a servicio al cliente le confirmaron que el balance estaba en cero. Por lo que entre esos minutos que estuvo dentro del banco entre área de caja y área de servicio al cliente le habrían procesado dos transacciones con las cuales le debitaron la totalidad de los ahorros que tenia acumulado en su cuenta.

Es evidente que por las características de ambos casos, estas operaciones de retiro de fondos sin autorización de los clientes en cuentas de ahorros y corrientes y las transacciones de falsas operaciones de pago con tarjeta de crédito, estarían siendo realizada presuntamente por el propio personal interno del banco, ya que en ambos casos no hubo clonación del plástico físico, sino que, en el caso de la tarjeta de crédito, filtrado de la numeración, y en el de la de ahorro, operaciones electrónicas en el mismo sistema del banco por parte de una persona con las credenciales para realizarlas.

A pesar de esto y de una serie de denuncias mas que en los últimos meses se han realizado en las que se pone en duda la confiabilidad y seriedad del personal de dicho banco, la institución financiera estatal no ha tomado, al menos que se sepa de manera publica, ninguna medida regulatoria y sancionatoria que garantice mayor transparencia y seguridad en los productos que utilizan sus miles de clientes.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar