Continúan maltratos y cancelaciones de dirigentes del PRM en Comisionado de Cultura EEUU; piden destitución de la comisionada

Dominican Taste Festival & Business Round Table 2021. Información: 646-326-6052 y 347-460-6411

Por Leonardo Jaquez

Puedes reportar cualquier denuncia a nuestro correo electrónico [email protected] o por WhatsApp al 809-316-1980

La destacada dirigente de la seccional del PRM, Marisol Calderón fue cancelada como empleada del Comisionado Dominicano de Cultura en Estados Unidos (CODOCUL), y los directores de comunicaciones y prensa, Liany Ferreras y relaciones públicas, Nolagko Nolasco, fueron forzados a renunciar en medio de conflictos internos entre funcionarios de la entidad y la comisionada Lourdes Batista Jakab.

Calderón, quien había sido suspendida por Batista Jakab y advertida en un memorándum iba a ser “desvinculada” de CODOCUL por negarse a ser transferida del área administrativa a comunicaciones porque en su currículum añadió un certificado de un curso de periodismo, recibió la cancelación de la encargada de recursos humanos el lunes en el momento en que se entregaban los cheques a los demás empleados.

Calderón, mantenía cuestionamientos a la comisionada por sus desacuerdos con el manejo de CODOCUL, el maltrato y vejaciones a los dirigentes perremeístas designados en la institución, dependencia del Ministerio de Cultura en la República Dominicana, pero no fue nombrada por decreto al igual que la comisionada y ninguno de los otros funcionarios, que han sido puestos administrativamente por la ministra de cultura.

La cancelación de Calderón llegó en medio de un viaje de la comisionada a Santo Domingo donde se reunió con el presidente Luis Abinader y la ministra, desconociéndose los puntos de su agenda.

Acusada de nunca haber sido militante o dirigente del partido oficial, la comisionada desmintió hace varios días las imputaciones de que maltrata a la empleomanía y específicamente a los perremeístas que laboran en CODOCUL.

El memo fue enviado por Batista a Calderón en mayo en el que califica a la ex empleada quien era directora de recursos humanos de “rebelde”.

En una entrevista la comisionada admitió que había amonestado a Calderón, pero otros dirigentes del PRM, Tomas Veras, Ana Leger, Juan Galvez, Héctor Ureña y Francia Vargas, se sumaron a las denuncias y firmaron una carta enviada a la ministra de cultura en la que exponen la situación de CODOCUL.

Hasta el momento, Calderón ni la seccional del PRM han salido a hablar sobre su cancelación esperándose en cualquier momento se produzca un pronunciamiento.

Las renuncias forzadas

En cuanto a las renuncias de Ferreras y Nolasco, ambos nombrados días después que la comisionada asumió el cargo, se dijo en fuentes de CODOCUL que ambos fueron forzados a irse por presiones de Batista Jakab.

En una primera carta de Ferreras notificando su renuncia con fecha  22 de mayo dirigida a la ministra, la comisionada y la encargada de recursos humanos, Providencia Rossi, ella asegura que se vio obligada a la renuncia porque el ambiente laboral en CODOCUL “es insostenible”.

Dijo que durante los ocho meses que estuvo en el cargo, lo desempeñó con mucha transparencia, eficiencia, dedicación, lealtad y  profesionalismo.

“Pero la convivencia en este lugar es insostenible, razón por la cual me veo obligada a no continuar ejerciendo mis funciones en el Comisionado Dominicano de Cultura en los Estados Unidos”, agrega Ferreras.

En una segunda carta fechada 30 de mayo que firma junta a Nolasco en la que los dos confirman sus renuncias, el hombre dice que se fue porque tenía que hacer tres trabajos al mismo tiempo: relaciones públicas, webmaster y corrector de estilo.

Nolasco es el editor del blog neoyorquinos. com en el que Ferreras labora como fotógrafa desde que se lanzó el portal.

Pide destitución

Por todo este torbellino de situaciones dirigentes del PRM de la ciudad de New York piden al presidente Abinader destituir a la comisionada por esta supuestamente manejarse con poca calidad humana hacia los compañeros de partido a quienes humilla, ultraja y obliga a renunciar si estos no se alinean a sus decisiones en lo relativo a la administración de la entidad cultural.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar