Danilo Medina: Un frívolo presidente que ni siquiera se ha inmutado con ola de feminicidios

Mientras por Uruguay el presidente Tabaré Vázquez declaró una emergencia nacional para poner en marcha, a traves de un decreto presidencial, un conjunto de medidas tendentes a contener la ola de violencia que se viene cometiendo contra las mujeres; por la República Dominicana el presidente Danilo Medina, no ha mostrado el más mínimo indicio de conmoción por una problemática que tan solo el primer día del año cegó la vida a cinco mujeres, incluyendo una venezolana.

En el caso de Uruguay, las medidas urgentes ordenadas por el presidente Tabaré establecen la ampliación del programa de tobilleras electrónicas que incrementaran el stock a 1,200 a nivel nacional, difundir medidas de seguridad para que las mujeres protegen sus vidas, ofrecer cursos virtuales a educadores que contribuyan a cambiar pautas socioculturales, a identificar situaciones de riesgo de violencia y a prevenir el abuso sexual contra menores de edad. El decreto del presidente uruguayo también indica que se creará un comité de emergencia por una vida libre de violencia de género para garantizar la implementación de las medidas ordenadas en el plan.

Síguenos en Twitter @loquesucedecom

Por su parte, el mandatario Danilo Medina en la República Dominicana al dia de hoy no ha ordenado una sola medida urgente con la cual muestre su preocupación por una situación en la que ya el país ocupa la tercera posición en todo el continente con la mayor cantidad de feminicidios y violencia intrafamiliar.

Ni siquiera lo ha hecho faltandole apenas meses para abandonar el poder, por lo que al menos debería preocuparle esta inmensa estela negra que arropa a su gobierno en su último tramo como uno que no tuvo la capacidad de implementar las políticas públicas correctivas para contener toda esta violencia que sacude los cimientos de la sociedad dominicana.

Síguenos en Facebook @loquesucederd

Es mucho lo que se puede hacer desde el Palacio Nacional

En el caso de la República Dominicana, a diferencia de otros países de la región, la problemática ha sido profundizada por la complicidad de algunos fiscales del Ministerio Público que en componenda con los victimarios, que para que estos salgan de las cárceles, han falsificado la firma de las mujeres agredidas para realizar acuerdos favorables que han impedido el cumplimiento cabal de las penas impuestas.

Síguenos en Instagram @loquesucede

En ese sentido, bien podría el presidente Danilo Medina ordenar mediante decreto presidencial un conjunto de medidas urgentes que contribuirían enormemente a enfrentar dicha problemática. El tema de la difusión masiva en los medios de comunicación de este tipo de hechos, lo cual podría estar incidiendo en la propagación de una conducta humana antisocial, debería ser un tema a tocar y analizar por expertos en la materia. Tenemos el caso en España donde las leyes de allí regulan la difusión de actos sangrientos cometidos contra las mujeres, precisamente para evitar el efecto propagación de este tipo de inconductas que se tornan virales.

Finalmente, son muchas las medidas de políticas públicas que se pudieran implementar en la República Dominicana si realmente existiese en la voluntad del primer mandatario de la nación la intención de enfrentar el tema de los feminicidios. Pero no ha sido asi, el presidente Danilo Medina a siete años de gestión de gobierno no ha expresado en ningún momento, al menos de manera pública, preocuparle ni en lo más mínimo la muerte sangrienta de casi dos mil mujeres, que según datos de la CEPAL, han sido asesinadas entre el 2010 y 2019 en la República Dominicana.