Demanda de carbón en Haití hace que desaparezcan 35 mil tareas de bosque al año en RD

Un estudio realizado por el Programa Medioambiental Transfronterizo (PMT), confirmó la existencia de una cadena simple pero efectiva para la producción, tránsito y mercadeo ilegal de carbón desde República Dominicana hacia Haití.

En aquel momento, la cadena estaba compuesta por 200 productores de carbón de procedencia principalmente haitiana que producían mensualmente unos 37 mil sacos del producto en las provincias Independencia y Bahoruco, con la asistencia de al menos doce camioneros dominicanos.

La producción de carbón en la región Enriquillo es motivada por la fuerza económica de la demanda de Haití, específicamente por parte de miles de familias pobres de los alrededores de Puerto Príncipe, que dependen de esta fuente energética para la cocción de sus alimentos y que ante las escasas posibilidades de adquirir sistemas eléctricos o de gas dependen de la compra diaria de pequeñas porciones de carbón.

Según la investigación ordenada por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la venta de la producción se realiza a menos de cinco comerciantes haitianos, quienes lo acumulan en el lado oeste del lago Azuei para luego ser transportados y vendidos en Puerto Príncipe, por el triple de su precio.

Esta producción equivale a 445,788 sacos anuales (27,300 toneladas) la cual es vendida a RD$200 (US$5.55) el saco, generando un mercado de RD$89.2 millones de pesos anuales (US$2.5 millones).

De acuerdo con el ingeniero Humberto Checo, autor del estudio, los productores primarios reciben de este monto RD$44.6 millones (50% del total), los camioneros y “yoleros” RD$22.3 millones (25%), los intermediarios locales RD$11.6 millones (13%) y entre “propinas y dádivas” se reparten RD$10.7 millones anuales equivalente al 12% de las ventas.

Sostiene que para alcanzar esta producción es necesario intervenir 33,728 tareas anuales (5,247 hectáreas) de bosque seco, lo que ha causado un deterioro severo a la base de los recursos naturales de toda la región fronteriza, verificándose además, importantes procesos de desertificación, pérdidas de biodiversidad, pobreza y corrupción.

Una demanda insostenible

Esta situación se irá agravando a medida que aumente la población y disminuya la cobertura forestal.

Sólo en el año 1999 el déficit fue de 4.2 millones de sacos y en el 2005 de 5.8 millones, de lo que puede preverse que si no ocurren cambios favorables en este proceso, para el año 2020 habrá una demanda tan alta que se haría insostenible.

*19 comunidades concentran la producción de carbón vegetal*

La producción de carbón vegetal en la región Enriquillo está concentrada en 19 comunidades de la provincia Independencia y tres de la provincia Bahoruco.