Dice Euri Cabral que RD es uno de los países mas seguro y donde mejor se puede vivir en todo el continente

El comunicador Euri Cabral, a través de un articulo de opinión publicado en varios medios, expresó que la República Dominicana es uno de los países mas seguros y donde mejor se puede vivir en todo el continente.

Cabral criticó que la diáspora dominicana residente en los Estados Unidos tenga una imagen tan pesimista sobre la situación social y económica del país.

El comunicador se encuentra en la ciudad de Boston, desde donde el pasado viernes hizo la transmisión del programa radial que realiza junto con Julio Martinez Pozo, Jose Lazlu y Consuelo Despradel.

«Los dominicanos que viven fuera de la patria, creen que el país es una selva, que nos estamos muriendo de hambre, que no se puede salir a ningún lado por la delincuencia y que el país está estancado», escribió el comunicador.

Según Euri el pesimismo existente entre la diáspora dominicana pudiera ser el fruto de tres situaciones que describe en este articulo que reproduciremos íntegramente mas abajo.

La imagen del país ante la diáspora

Boston, Massachussetts.- Durante esta semana, junto con mis compañeros de “El Sol de la Mañana”, hemos estado realizando transmisiones de ese espacio hacia el país y estableciendo contactos con muchos compatriotas que residen en Boston y Lawrence, dos poblados del estado de Massachussetts que tienen una alta población dominicana.

La finalidad principal de estas transmisiones es darle apoyo a Juana Matías, una dominicana oriunda de Santiago que aspira a ser elegida como Representante al Congreso Norteamericano, siguiendo el camino recorrido por Adriano Espaillat.

Durante nuestra estadía hemos tenido contactos con dominicanos y dominicanas residentes aquí. Y el pasado jueves participamos en un espacio radial de mucha audiencia, donde escuchamos el parecer de muchos compatriotas en torno a la situación que vive actualmente la República Dominicana y su visión pesimista del presente y el futuro de nuestra nación.

Durante seis años viví en la ciudad de Miami y estoy convencido de que donde la patria alcanza mayor significación, es cuanto se vive fuera de ella. Pero también me di cuenta que donde más aumenta el pesimismo y la visión distorsionada de la realidad económica y social de nuestra patria, es cuanto se es parte de la diáspora.

Los dominicanos que viven fuera de la patria, creen que el país es una selva, que nos estamos muriendo de hambre, que no se puede salir a ningún lado por la delincuencia y que el país está estancado. Y eso es fruto de tres razones. La primera, es que quienes viven en la diáspora trabajan duro para vivir en la nación que los acoge, pero tienen presión económica de las familias que dejaron en su patria, los cuales les exigen ayuda porque en el “país la cosa está malísima”. La segunda razón es que, al vivir en una sociedad desarrollada, nuestros compatriotas comparan lo bueno de Estados Unidos con todo lo malo de República Dominicana, sin entender que son naciones con procesos históricos y realidades económicas diferentes. La tercera razón es que las informaciones negativas llegan más rápido, producen mayor impacto y son más consumidas por la diáspora, la cual por estar lejos, no cree en nada de lo bueno que hacen nuestros gobiernos.

Y lo cierto es que la República Dominicana ha logrado avances en los últimos tiempos, que hoy se vive una realidad diferente a la que pintan los dominicanos de la diáspora. Tenemos un país con una de las economías más sólidas de América, con inflación controlada, con uno de los mayores niveles de inversión extranjera del continente, invirtiendo casi RD$200 mil millones en educación, con tandas extendidas donde a casi 2 millones de estudiantes se les da en la escuela desayuno, comida, merienda, libros, uniformes y zapatos.

Y es cierto que todavía tenemos muchas limitaciones y problemas. No estamos tan bien como deberíamos, pero tampoco tan mal como piensan nuestros queridos hermanos de la diáspora. Y si somos justos, debemos estar conscientes que la República Dominicana es uno de los países más estables, más seguros y donde mejor se puede vivir de toda América Latina.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar