EDITORIAL: Willie Falcón en la República Dominicana

Como comprender que uno de los hombres mas peligrosos de los Estados Unidos que purgó años en prisión y que tiene sobre sus hombros la muerte de mas de 3 mil personas y 75 toneladas de cocaína introducidas en suelo norteamericano, haya sido deportado a la República Dominicana.

Nuestro país no goza de los niveles de fortalecimiento institucional y democrático para resistir tal presencia. Es un hombre que ha podido acumular una enorme experiencia para el crimen sangriento y para el tráfico masivo de sustancias prohibidas.

Si la presencia de Falcón representa un peligro para las autoridades norteamericanos que lo será para las dominicanas.

Esperemos que este capitulo oscuro de política internacional pueda aclararse lo máximo posible, ya que las conjeturas existentes en torno a esto son dispersas.

La sociedad dominicana esta profundamente preocupada por la presencia de Falcón, las razones reales de su presencia y las garantías de que el estado podrá controlar su accionar, servirían para tranquilizar y apaciguar un pueblo que merece paz.