El polímata Emil Cerda afirma ser un escritor en continua desgracia

El polímata escritor dominicano, Emil Cerda, afirma ser un escritor en desgracia, es decir, que siempre ha sido rechazado por su patria. Este joven escritor, guionista, paremiólogo, frasista (creador de frases y proverbios, término fundado por él mismo), poeta, cuentista, prosista, maestro de ceremonias, bloguero, rapero y cantante; ha sido enfoque de desprecio por parte de periodistas de todo tipo. Emil deja muy claro que está en contra de las andróminas dominicanas, y de que le apena ver de aquellos que dicen ser periodistas y guardadores de la verdad, no lo sean. Dijo que ha ido a editoriales, televisiones, periódicos, revistas, movimientos literarios; y que siempre le dicen que no, cosa que lo frustró en cierta parte.

Emil Cerda nos confesó también de que un día, rumbo a su universidad, con la tesina en la mano, un joven lo atracó. Ese mismo día… un periodista también, pero no literal, sino conceptual. Dijo que había establecido conversación con un periodista por Whatsapp, y éste le insinuó de que estaba en España, que volvía al país después de Semana Santa, etc. Emil le enviaba mensajes, ya que él le había prometido hablar sobre él. Pasan los días, y nada de contestar, solo en vistos. El día del atraco, un lunes, entró al periódico del cual no deseó compartirnos: allí vió al periodista sentado. Emil atracado, sin celular, sin ganas de vivir (y con una “entrevista con otro periodista el cual también le dijo que no en pocas palabras”) y con una mentira entre sus ojos… decidió hacerse el estúpido, como siempre lo hace. Esto y más nos contó con un tono de melancolía.

Emil se graduó de bachiller a los dieciséis años de edad, de excelencia académica y meritoria en La Perito (Instituto Politécnico Lic. Víctor Estrella Liz), en el área de Informática, cosa que en su país es casi imposible (por lo menos un 10% se gradúa a esa edad), y lo cataloga un joven muy letrado. A escrito poemas, tesis, canciones, proverbios, marcas (estilo de escribir creado por él mismo), prosas, prosas poéticas, cuentos, relatos, guiones y novelettes. Emil Emil es su nombre artístico como rapero y cantante. Es creador de la famosa Literatura Farsante; la Velocidad Marcaésica (métrica creada por él mismo) y Marca (estilo de escribir; fusión de poesía, prosa, prosa poética y rima en prosa).

Es un poeta maldito y un farsante (aunque él negó antes ser un poeta maldito, pero lo confirmó en una entrevista). Las mujeres y el sexo han sido foques de inspiración, tanto como su patria, la desgracia y el mal. La mayoría de sus poemas han sido escritos escuchando músicas, estando en un éxtasis de inspiración y melancolía, donde entra el Demonio de la poesía (así él le llama a su talento). Sus poemas eróticos han sido aplaudidos por los grandes, también le añade ironía y sátira.

Emil Cerda es el único escritor en su país en romper el récord en aplicar más recursos literarios en un escrito, lo confirmamos en Ibídem, ¿Qué pasaría si yo muriera hoy?, Faber estribillo, a DIOS; y otros poemas en las cuales ha utilizado muchas figuras retóricas. Los mejores eróticos: Imperfecta bienquerencia, Autografiando culos, Lo que no saben mis padres y Confusa éxtasis. Mejores prosas poéticas, marcas, prosas y rimas en prosas: Crimen sin sospechosos, La Verdad llama, pero no obliga; Las 27 luces de la Sociedad, Comillas mías, LMAM, Calambur mío, LKC, Rejuego de verdades, Tintas y dibujos de un trovador y Color Favorito. Se le conoce en sus escritos por aplicarle a sus escritos comillas inglesas siguientes.

La melancolía lo ha llevado a tantos extremos, de que sin ella él no puede seguir escribiendo. Menciona a los periodistas que lo rechazaron en uno de sus tantos escritos. Es considerado, según los dominicanos, la promesa de la literatura dominicana del siglo XXI.