En la OMSA hicieron compras directas y sin contratos superior a los RD$5 MIL MILLONES DE PESOS

El pasado director de la OMSA, Manuel Rivas, hoy apresado por el asesinato del activista social y abogado Yuniol Ramirez, manejaba la OMSA como una piñata personal en la que se repartía la cosa pública al margen de las leyes nacionales y la ética pública.

En dicha institución se dispendió el presupuesto a tal nivel que según informes oficiales se hicieron compras directas y sin contratos superior a los RD$5 mil millones de pesos. Muchas de las compras fueron duplicadas y pagando sobre coste por la misma pieza para el mismo autobús.

Mientras que el coste de importación de una guagua de la OMSA oscila el monto de los RD$600,000 mil pesos, los gastos para repararla superaban los 2 millones de pesos.

Todo esto iba a ser denunciado por el asesinado abogado Yuniol Ramirez quien habría iniciado un proceso de investigación para someter ante la justicia al director de la OMSA y parte del personal de allí.

El saqueo al presupuesto de la OMSA se hizo contando con el apoyo de las mas altas esferas del poder político ya que a pesar de los rumores existentes en torno a los oscuros manejos de la institución y ante el incremento de los autobuses que eran depositadas en los talleres como inservibles pero a la vez se incrementaba el presupuesto en gasto de reparación, ninguna institución del estado que vela por la  administración pulcra del presupuesto nacional se preocupó por iniciar un proceso investigativo.

La OMSA, a pesar de tener casi 20 años de creada, ofrece un servicio público deficiente,  precario y muy limitado, teniendo que el sector privado ser quien provee en un alto porcentaje el servicio de transportación que requiere la población dominicana.