En promedio cada hogar en el país adeuda US$3,414 al sistema bancario

SANTO DOMINGO. Cuando el año 2017 culminó, cada hogar dominicano mantenía una deuda promedio de unos US$3,414 (calculado a la tasa de cambio actual, ronda RD$168,719.88) con las instituciones financieras, ya fuera por préstamos de las tarjetas de crédito, hipotecas o créditos para vehículos. El dato se desprende de la información que maneja el Banco Central de la República Dominicana (BCRD), que estima que el endeudamiento de las 2.67 millones de familias dominicanas equivalía a 12.1 % del Producto Interno Bruto (PIB) –equivalente a US$9,124.5 millones- al cierre del año pasado, y la proporción ha mostrado un aumento sostenido.

Hace una década ese endeudamiento representaba 8.5 % y se mantuvo relativamente estable, aunque con una tendencia creciente, hasta el año 2011. A partir de ese año se aceleró el monto de la deuda que asumían los hogares.

En el más reciente reporte de política monetaria que presentó el ente emisor se hace un análisis de la situación de los hogares dominicanos, en el marco de la evaluación de todos los efectos que pudiera tener un inminente aumento de las tasas de interés en el futuro inmediato.

Del informe del Banco Central de la República Dominicana (BCRD) resalta que 60.9 % del endeudamiento que mantienen los hogares fue para financiar gastos relacionados con el consumo, es decir, tarjetas de crédito o préstamos de corto plazo, como los automotrices. En contraposición, apenas 39.1 % de la deuda familiar contraída fue para adquirir una vivienda.

Por otro lado, el Banco Central de la República Dominicana determinó que el endeudamiento de los hogares suele aumentar en proporción similar al comportamiento de la economía. Es decir, cuando la actividad económica crece, los hogares se endeudan más.

Y esto, según el análisis del ente emisor, tiene un impacto que en sí mismo dinamiza a la economía, al menos a corto plazo. A partir del octavo mes el efecto dinamizador empieza a desacelerarse.

“Transcurridos 14 meses, los efectos sobre el producto se tornan negativos puesto que los hogares ajustan su nivel de consumo ante la presencia de choques que afecten su nivel de ingreso”, señala el reporte del Banco Central de la República Dominicana, al cual Diario Libre hace referencia .