Exjefe de seguridad de Danilo compró seis apartamentos a nombre de testaferros donde figura Laureano Guerrero

Según el expediente suministrado por el Ministerio Público de la denominada Operación Coral 5G, Juan Camilo de los Santos Viola, exjefe de seguridad de Danilo Medina, poseía varias propiedades a nombre de “testaferros” para distraer millones de pesos que ayudaron a su enriquecimiento ilícito.

De acuerdo al expediente acusatorio, indica que “de manera directa le fueron asignados seis apartamentos al imputado Julio Camilo de los Santos Viola, además de un solar de tres mil metros, por instrucciones del anterior director de la Oficina de Custodia y Administración de Bienes Incautados y Decomisados  (OCABID), Laureano Guerrero.

“Documentos que a la fecha no existen los debidos soportes que dieron sustento a las mismas, de igual forma cualquier otra implicación o novedad relacionada a la presente investigación”, precisa el documento.

Cabe destacar que, Laureano Guerrero es fundador del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y fue el primer senador de ese partido en La Romana en 1986, desde donde estableció fuertes vínculos con la dirigencia y las bases de la organización morada, a la que actualmente no pertenece por seguir las filas del partido La Fuerza del Pueblo.

En ese sentido, el MP puntualiza que: “la copia del certificado de título 22, serie 131981, libro 737, folio 180. Con el cual probaremos que es el título madre de Residencial Doña Elena, donde el imputado Julio Camilo de los Santos Viola posee varios apartamentos, distraídos, propiedad con la designación catastral parcela 106-B-21-G-2, DC 8, Residencial Doña Elena.

Asimismo, el organismo persecutor indica que existe una propiedad de 18,783.34 metros cuadrados, ubicada en la provincia de Santiago con la designación castratal No. 313418916030 que está a nombre de Manuel de Jesús Alba Solano y Elida María Trinidad Santiago, quienes aparecen como testaferros, pero dichas propiedades están bajo el título del militar Viola.

Lisandro de Jesús Cabrera Alemán, es otra de las personas involucradas en la adquisición de estas viviendas, específicamente de una de 167.00 metros cuadrados que se encuentra en Santiago y que posee la designación catastral parcela 106-B-21-1, DC 8.

Además, el expediente menciona a más implicados que prestaban su nombre para estos actos de corrupción, tal es el caso de Gladys Viola con una propiedad en Santo Domingo al igual que José Alexis Ceballos German, Florentina María Perdomo y Raymel Pastor del Rosario Viola, respectivamente.

También el dictamen señala que: “el inmueble correspondiente a la designación catastral parcela 106-B-21-G-2, DC 8, apartamento A4, cuarta planta, módulo 1, Torre Elsa, ubicada en Santiago, de 134.80 m2, se encuentra a nombre de Henry de Jesús Portorreal y el mismo coincide con uno de los apartamentos asignados por la OCABID a Julio Camilo de los Santos Viola”.

El Ministerio Público señala que probarán que dicha propiedad fue adquirida por Henry de Jesús Portorreal a la Inmobiliaria Ely, en el año 2019, realizando el traspaso cuando la misma se encontraba incautada por el Estado dominicano.

Los implicados son: el general de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD) Juan Carlos Torres Robiou, exjefe del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur); el general Julio Camilo de los Santos Viola, jefe de escoltas del expresidente Danilo Medina y el general Boanerges Reyes Batista, exdirector del Cuerpo Especializado de Seguridad del Metro.

También al capitán de navío Franklin Antonio Mata Flores, a José Manuel Rosario Pirón, a los coroneles Carlos Augusto Lantigua Cruz y Miguel Ventura Pichardo; a Erasmo Roger Pérez Núñez, al cabo Jehohanan L. Rodríguez Jiménez y a César Félix Ramos Ovalle.

Al grupo se le imputa de incurrir en asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos provenientes de actos de corrupción y porte y tenencia ilegal de armas de fuego. El entramado criminal desarticulado con la Operación Coral desarrollaba sus actividades delictivas en el Cusep y Cestur, principalmente, con el abultamiento de la nómina.

Un equipo de fiscales practicó 49 allanamientos en el Distrito Nacional y las provincias Santo Domingo, Santiago y La Vega.

Los imputados, arrestados a partir del inicio de la Operación Coral, el sábado 24 de abril de 2021, guardan prisión en los centros de corrección y rehabilitación de Najayo Hombres y Mujeres, en San Cristóbal.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar