Gobierno haitiano dice que no va entregar acusados de asesinar esposos dominicanos

Puerto Príncipe, 15 mar.- El canciller haitiano, Antonio Rodrigue, recordó hoy que no existe tratado de extradición con la República Dominicana, cuyas autoridades reclaman la entrega de un nacional de ese país acusado del asesinato de una pareja en Pedernales (suroeste dominicano), que ha creado tensión en la zona.

En una comparecencia ante la prensa, Rodrigue llamó a los residentes de ambos lados de la frontera “a la calma y dejar a las autoridades hacer su trabajo” con relación a esta situación, surgida después de que dos haitianos, presuntamente, asesinaran el pasado mes a un matrimonio dominicano en Pedernales, fronteriza con Haití, y uno de ellos huyera a su país, donde se encuentra detenido.

Las autoridades dominicanas se desplazaron el martes a la deprimida provincia de Pedernales y reforzaron la seguridad después de que residentes dieran un ultimátum a los haitianos que ahí residen para que abandonen esa población en un plazo de 24 horas, como represalia por el crimen.

Las autoridades dominicanas afirman que gestionan la entrega de uno de los dos responsables del crimen y que, tras supuestamente cometer los hechos huyó, a su país donde fue apresado.

Sin embargo, Rodrigue afirmó que República Dominicana “aún no ha presentado ninguna solicitud formal” y recordó que “desafortunadamente, no hay un tratado de extradición entre los dos países”. “Vamos a hacer todo lo posible para que este asunto no cree una crisis más”, señaló, e informó de que el presidente del país, Jovenel Moise, “dio instrucciones a las autoridades para que acompañen a las poblaciones desplazadas y garanticen el respeto de sus derechos”.

Asimismo, dijo que “en las relaciones internacionales, los canales diplomáticos deberían usarse para intercambios. Necesitamos un diálogo permanente entre las autoridades de los dos países”.

Afirmó que la “crisis actual” en Pedernales es “multidimensional, diplomática, humanitaria” y que cientos de haitianos han tenido que viajar a Anse-à-Pîtres (vecina de Pedernales), “que no está preparada para recibir dicha población”. “Todo el Gobierno se moviliza para responder a esta situación. También se hace un llamamiento a la población de Anse-à-Pîtres para facilitar la integración de las poblaciones desplazadas”, apuntó.

El detonante de la situación fue el ataque del que fueron objeto el mes pasado los esposos, Julio Reyes Pérez y Oneida Féliz Urbáez, supuestamente por dos hermanos de nacionalidad haitiana, suceso que se saldó con la muerte inmediata del hombre, mientras que la mujer falleció el pasado sábado tras un mes en coma. EFE