Imponen 20, 12 y 10 años de prisión contra seis hombres cometieron diferentes delitos en Santiago

SANTIAGO.- Seis hombres fueron condenados a cumplir penas de 20, 12 y 10 años de prisión en el Centro de Corrección y Rehabilitación de esta localidad, luego que fueran hallados culpables de cometer en distintos hechos los delitos de homicidio, robo agravado, violencia de género y abuso sexual.

A veinte años de prisión por homicidio fueron sentenciados Yohalby Pimentel Ceballos (El Prieto y/o Papá Vampiro) y Ramón Eliasys Gutiérrez Méndez, mientras que la misma pena le fue impuesta por el delito de robo con violencia a José Luis Felipe García (Titi) y a Luis Javier Mata  (Morenito).

En tanto que a doce años de prisión fue condenado Javier Aybar Delgado por incurrir en robo agravado en casa habitada, y diez años de reclusión fueron dictados en contra Rafael Arturo Cid Cid  por violencia de género y abuso sexual.

En el caso de Yohalby Pimentel Ceballos, fue hallado culpable de provocarle la muerte a Leonor Collado Núñez, alias Leo, por lo que fue declarado culpable de homicidio voluntario, mientras que Ramón Eliasys Gutiérrez Méndez fue sentenciado por haberle causado la muerte a Gabriel Ambiorix Toribio, hecho por el cual fue declarado responsable de incurrir en homicidio y tenencia ilegal de armas de fuego.

Asimismo, José Luís Felipe García y Luís Javier Mata fueron hallados culpables de cometer los delitos de asociación de malhechores, robo con violencia, uso ilegal de armas y pluralidad de agentes.

Mientras que Javier Aybar Delgado fue declarado culpable de la comisión de robo agravado con rompimiento en casa habitada, nocturnidad y uso de armas de fuego contra varias personas, y Rafael Arturo Cid Cid fue sentenciado por los delitos de violencia de género e intrafamiliar y abuso sexual. 

Los nombres de las víctimas sobrevivientes a los hechos fueron omitidos para proteger su identidad, destaca un comunicado de prensa a través del cual el Ministerio Público ofreció la información, el cual además destaca que las sentencias fueron dictadas por la violación de varios artículos del Código Penal Dominicano.