Joaquín Balaguer y Leonel Fernandez gobernaron 34 de los 52 años de vida democrática del país

En los últimos 52 años de vida democrática (aunque con algunos tropiezos) la República Dominicana sólo ha tenido seis presidentes, de los cuales, Joaquín Balaguer y Leonel Fernández, gobernaron en conjunto por 34 años.  El actual presidente, Danilo Medina, lleva seis años en el poder y en el 2020 deberá cumplir su segundo período constitucional, aunque muchos de sus seguidores apuestan a que se propiciará la modificación de la Constitución para tratar de buscar su segunda reelección. Los otros tres presidentes electos desde 1966 hasta la fecha fueron Antonio Guzmán, Salvador Jorge Blanco y Hipólito Mejía, todos del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y quienes gobernaron cada uno sólo por un período de cuatro años.

Jacobo Majluta, electo en el 1978 como vicepresidente de la República, ocupó la Presidencia durante 43 días, tras el suicidio el 4 de julio del 1982 del presidente Guzmán. Guzmán, quien venía de ser el candidato presidencial del Acuerdo de Santiago, en el 1974, teniendo a Elías Wessin y Wessin como compañero de boleta, pero se retiró tras acusar a Joaquín Balaguer de usar militares para reprimir a la oposición. Con el presidente Guzmán llegaron las libertades públicas y garantías de los derechos humanos y la despolitización de las Fuerzas Armadas, dispuso el retorno de los políticos exiliados y puso en libertad los presos políticos, y nacionalizó varias empresas con capital extranjero, ganando el mote de “Mano de piedra Guzmán”

La unidad de acero
Salvador Jorge Blanco, quien había ganado las elecciones presidenciales el 16 de mayo de 1982 y gobernó hasta el 1986, y el presidente Guzmán, mantuvieron enfrentamientos políticos internos en el PRD desde antes de la convención en el 1977, cuando formaron la “Unidad de Acero”, pacto político donde Majluta respaldó las aspiraciones de Antonio y este lo escogió como su compañero de boleta. Jorge Blanco, que perdió la convención del 1977, fue electo en las elecciones del 1978 como senador del Distrito Nacional, y desde el Congreso fue un opositor crítico a las acciones del gobierno de Guzmán, incluso muchas iniciativas fueron rechazadas por iniciativas suya.

Salvador (5 de julio de 1926-26 de diciembre de 2010), se presentó como candidato con el slogan de “Manos limpias”, en el sentido de que en su gobierno no habría corrupción, empujado por el novedoso movimiento social Avanzada Electoral, cuyo principal organizador José Michelén, fue acusado de corrupción y se marchó del país en el 1984.

También ver  Leonel Fernandez llegó sin anunciarse a Madrid por miedo a que le voceen "ladrón, ladrón"

Jorge Blanco y Majluta en el 1985, con miras a las elecciones del 1986, volvieron a enfrentarse políticamente. Salvador apoyó la candidatura presidencial interna del líder del PRD, José Francisco Peña Gómez, para enfrentar las aspiraciones de Jacobo, pugna que llevó a romperse las relaciones de hermandad entre el entonces alcalde del Distrito Nacional y el expresidente Majluta.

La convención que elegiría uno de los dos terminó a sillazos y tiros en el hotel Dominican Concord y el inicio de lo que al final terminó en división. Para poner fin al conflicto, el presidente Jorge Blanco propició el “Pacto la Unión” firmado por ambos aspirantes, en el cual Majluta asumiría la candidatura presidencial y Peña Gómez la vicepresidencial, posición a la que renunció, al igual que la senaduría de la capital ofrecida por el mandatario a José Francisco. El líder perredeísta aceptó ser el director nacional de campaña del PRD y la esposa de Jorge Blanco, Asela Mera de Jorge, fue postulada como candidata a senadora. Jacobo perdió las elecciones frente a Balaguer que retornó al poder y duraría 10 años más en la Presidencia de la República, 1986-1996.

Aunque habían 80 mil votos observados en el proceso Jorge Blanco, quien había designado una comisión poderosa de seguimiento electoral, encabezada por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, visitó la residencia de Balaguer a felicitarlo por su triunfo.

Sin embargo, al asumir el poder, Balaguer inició todos los lunes la presentación por televisión, donde un funcionario anunciaba que había recibido la institución con irregularidades en el manejo administrativo y semanas de esas comparescencias, presentó acusación por corrupción del expresidente Jorge Blanco y de varios funcionarios. Salvador presentó problemas de salud en su residencia y día antes de presentarse una comisión policial de alto nivel para buscarlo presó, se exilio en la embajda de Venezuela.

Luego salió al exterior, pero fue condenado a 20 años por corrupción en contumacia.

22 años en el poder

Balaguer, abogado, escritor, y político, nació el 1 se septiembre de 1906 y murió el 14 de julio de 2002. Fue presidente títere del dictador Rafael Leonidas Trujillo en el 1957 cuando renunció Héctor Bienvenido Trujillo, hermano del sátrapa, puesto que ocupó sin ningún poder hasta la decapitación del dictador en el 1961.

También ver  EDITORIAL: Leonel Fernández entre el fango de estiércol que evacuaron sus gobiernos

Sin embargo, Balaguer retornó para las elecciones del 1966, tras el tumultuoso golpe de Estado a Juan Bosch en el 1962 y que provocó la guerra de abril del 1965, comicios que ganó con su recién formado Partido Reformista a Bosch, que participó como candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). El líder reformista gobernó la República durante 22 años, desde el 1966 hasta el 1978 y desde el 1986 hasta el 1996. En el 1978 Balaguer fue derrotado por Guzmán Fernández, pero retornó al poder en el 1986, al ganar los comicios a Majluta. El caudillo reformista ganó las elecciones del 1990 a Juan Bosch, quien cuestionó los comicios y denunció fraude electoral, incluso pidió junto al PLD la renuncia de Balaguer. Igual de cuestionadas fueron las elecciones del 1994 la que Balaguer compitió con José Francisco Peña Gómez, quien denunció fraude electoral, lo que provocó una crisis política en el país, al admitir el mandatario reeelecto que hubo irregularidades y dislocamiento de votantes.

Ese período presidencial fue reducido a dos años, tras la firma del Pacto por la Democracia entre Balaguer y Peña Gómez, con la Iglesia Católica y el Conep como testigos, para lo cual hubo una reforma constitucional que convocó a elecciones en 18 meses, impuso el 50% más uno para ganar en la primera vuelta, creó los colegios cerrados, y las tandas diferentes de votación para la mujer y el hombre. Previo a la firma del pacto, en una reunión en el Palacio Nacional, Balaguer le propuso a Peña Gómez gobernar dos años cada uno, dividiendo el período presidencial en dos años, lo que fue rechazado por el líder perredeísta.

Pacto Patriótico
El presidente Leonel Fernández, quien en el 1994 fue el compañero de boleta de Juan Bosch, asumió la presidencia de la República tras haber perdido en primera vuelta de Peña Gómez con 200 mil votos por encima. Para la segunda vuelta electoral llegó lo inimaginable en política, de ese momento que fue el “Pacto Patriótico”, entre las dos fuerzas políticas antagónicas entonces como fueron el PLD y el PRSC, para apoyar a Leonel. Fernández gobernó hasta el 2000 y retornó de nuevo al poder en el 2004 y se reeligió 2008.

También ver  VIDEO: En actividad política de Leonel y Felix Bautista agarran ladrón que sustrajo cartera con 34 mil pesos

Danilo y Hipólito

Hipólito Mejía, con el 50.84%, unos 2,020,867 votos electorales fue declarado por la Junta Central Electoral ganador de las elecciones en el 2000.
Danilo Medina, candidato presidencial que obtuvo 796,923 votos, el 24.94, a pesar de que Hipólito no tenía el 50% más uno como establecía la Ley Electoral para ganar los comicios.

Danilo renunció a participar en la segunda vuelta electoral del 2000, al no recibir el apoyo de Balaguer quien quedó en tercer lugar con el 24.76%, lo que resolvió el problema institucional presentado. Además, Hipólito se había declarado en la madrugada del 17 de mayo como ganador de las elecciones y los perredeístas celebraban su triunfo en las calles. Hipólito perdió las elecciones cuatro años después en un intento de reelegirse, para lo cual reformó la Constitución en el 2002 para permitir su repostulación. Sin embargo, en el 2012 volvieron a enfrentarse Danilo y Hipólito, ascendiendo el poder Danilo, quien se reeligió en el 2016 con el 62% frente al candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), entidad que nació tras salida del PRD de los principales dirigentes de la organización. Usaron como plataforma legal al partido Alianza Social Dominicana, a quien cambiaron el nombre por PRM.

En esas elecciones surgió la figura presidencial de Luis Abinader, quien en las elecciones del 2016 obtuvo el 35% de los votos electorales.

En la actualidad, el presidente Medina está en su segundo año de su segundo mandato, en medio de un enfrentamiento político interno entre los que favorecen una nueva respostulación y los seguidores del expresidente Leonel Fernández.

Comentarios con Facebook