Justicia brasileña ordena a Netflix retirar sátira de Jesús

Río de Janeiro (AP) — La justicia brasileña ordenó el miércoles a Netflix quitar de su programación un especial humorístico de navidad en el que se satiriza a Jesús y que algunos han calificado de blasfemo.

La decisión atendió el pedido de la Asociación Centro Don Bosco de Fe y Cultura, una organización civil católica que argumentó que la “honra de millones de católicos” fue agraviada por la emisión del programa en el que se insinúa que Jesús es gay.

The Associated Press se contactó con Netflix, pero la compañía respondió que no emitiría comentario sobre la decisión.

La decisión fue proferida por un juez de cámara de Río de Janeiro y contrarió una determinación anterior que rechazaba la censura del programa de la productora “Porta dos Fundos”. Esta última no respondió inmediatamente a un pedido de comentario.

El fallo, al que tuvo acceso la AP, tendrá validez hasta que sea analizado el mérito del pedido, o hasta que una nueva decisión ordene lo contrario.

Benedicto Abicair, el juez que firmó la resolución, dijo que la retirada del programa “es benéfica no sólo para la comunidad cristiana, sino para la sociedad brasileña, mayoritariamente cristiana”.

La decisión de la justicia se produce en momentos en que algunas organizaciones civiles dicen vivir una “guerra cultural” desde que el conservador Jair Bolsonaro asumió la presidencia. Algunos grupos han dicho que la veta conservadora de Bolsonaro puede conducir a un escenario de censura y privar de fondos proyectos artísticos progresistas

“En este momento, las consecuencias de la divulgación (del programa) son más pasibles de provocar más daños graves e irreparables que la suspensión, incluso porque la Navidad de 2019 ya fue conmemorada”, justificó Abicair.

El programa producido por Porta dos Fundos cobró notoriedad en la madrugada de Nochebuena debido a que un grupo de encapuchados había atacado la sede de la productora en Río con bombas molotov.

Luego del acto vandálico, circuló por redes sociales un video de un grupo de tres hombres atribuyéndose la agresión y afirmando que apuntaron contra el grupo por ese programa.

La policía brasileña ya consiguió identificar a Eduardo Fauzi, un empresario con un historial violento, como uno de los cinco agresores. Fauzi, quien viajó a Rusia tras el ataque, se encuentra todavía prófugo de las autoridades y según la prensa brasileña su nombre fue hoy incluido en las circulares rojas de Interpol.