Marcha Verde decide apoyar a Maduro en Venezuela y en RD a ninguno

El 5to. Encuentro Nacional de la Marcha Verde celebrado el pasado domingo 12 de mayo decidió una serie de resoluciones entre las cuales destacan apoyar el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela y abstenerse de apoyar candidatos en las elecciones dominicanas del próximo año.

En cuanto al respaldo a Maduro la resolución dice: “MARCHA VERDE-MV, autentica expresión de un pueblo que como el dominicano ha sido víctima y enfrentado heroicamente agresiones similares, asume la defensa de la autodeterminación de todos los pueblos mundo, y en este caso los derechos de Venezuela como Nación independiente.”

Agrega que: “El Gobierno de los EEUU, presidido por Donald Trump, e importante centros de poder de esa superpotencia militar, ha asumido la determinación de derrocar por la fuerza el Gobierno que encabeza Nicolás Maduro junto a las demás instituciones estatales controladas por el Partido Socialista Unificado de Venezuela-PSUV y aliados, producto de las últimas elecciones realizadas en ese país”.

Según la resolución en las actuales circunstancias, las violentas ondas expansivas, reacciones que generaría ese funesto propósito, tendrían consecuencias catastróficas no solo para Venezuela, sino también para la existencia de “Nuestra América”.

“Y esto debe ser impedido con un gran despliegue de solidaridad en defensa de la soberanía conquistada”.

Con relación al proceso electoral dominicano la Marcha Verde dictaminó que “no apoyará ni candidaturas ni partidos políticos específicos”, estableciendo que “cada quien es libre de adoptar las decisiones electorales que considere, pero sin instrumentalizar a MV”.

Sin embargo, en otra resolución rechaza la reelección presidencial de Danilo Medina por considerarla perniciosa para el país. “Marcha Verde rechaza categóricamente todos estos entuertos tramposos y anuncia su decisión de enfrentar la reelección presidencial y los mecanismos espurios y corruptores a su servicio”, expresa.

Añade que la reelección presidencial es la más aberrante y traumática de las opciones continuistas del PLD, del sistema de partidos tradicionales corruptos y de las instituciones por ellos gestionadas.

La Marcha Verde surgió como un gran movimiento de masas tras el destape del escándalo internacional de sobornos pagados por la transnacional brasileña Odebrecht para agenciarse obras públicas de los gobiernos latinoamericanos y caribeños.

En la trama ha salido a relucir la participación destacada tanto del gobierno dominicano de Danilo Medina y el PLD como del gobierno venezolano de Nicolás Maduro y el PSUV, estos dos países son los únicos donde la justicia prácticamente ha enterrado el caso.