Marruecos intensifica represión contra opositores

Foto tomada el 25 de noviembre del 2019 de manifestantes en Sale, Marruecos, con retratos del rapero marroquí Gnawi quien fue acusado de insultar a la policía. (AP Photo/Mosa'ab Elshamy)

RABAT, Marruecos (AP) — Las autoridades marroquíes sentenciaron a cárcel a una personalidad en YouTube que había criticado al rey y detuvieron a un periodista-activista que en un tuit había defendido a los manifestantes.

Los activistas denunciaron que las medidas reflejan la creciente disposición del gobierno de reprimir a todo el que use las redes sociales para expresar su descontento hacia los problemas económicos y sociales del país.

Un tribunal en Settat sentenció a cuatro años de cárcel a Mohammed Sekkaki por comparar a los marroquíes con los burros y por criticar al rey Mohammed VI, en un video colocado en YouTube en noviembre. La familia real es venerada en Marruecos y criticar al rey es un delito.

También el jueves, el periodista y activista Omar Radi fue detenido en Casablanca y acusado de insultar a un juez. El arresto al parecer se debió a un tuit de Radi, seis meses atrás, en el que criticó la decisión de un tribunal marroquí de entregar máximas penas de cárcel a los dirigentes de las manifestaciones de Rif, una región en el norte.

El tribunal de Casablanca se negó a conceder fianza a Radi y programó la audiencia para el 2 de enero. De ser hallado culpable, Radi podría ser sentenciado a un año de cárcel y a una multa de 500 euros (555 dólares). No se sabe por qué Radi fue arrestado tanto tiempo después del tuit.

Radi fue parte de las protestas de la Primavera Árabe en 2011 en Marruecos contra la corrupción, el abuso de poder y las restricciones a la libertad de expresión y desde entonces ha seguido defendiendo los derechos humanos.