Miguel Franjul pide al gobierno cerrar frontera hasta que cese chantaje y extorsión del gobierno haitiano

MIGUEL FRANJUL

Miguel Franjul, director del periódico Listín Diario, arremetió contra la diplomacia del chantaje y extorsión que lleva a cabo el Estado haitiano con la República Dominicana.

En ese sentido, en el editorial del día de hoy del periódico que dirige, Franjul dijo que el secuestro de dos técnicos dominicanos en Haití se agrega a otra serie de hechos semejantes en los que las víctimas han sido patanistas, comerciantes, religiosos u otros profesionales dominicanos. Lo cual consideró que no es casual. «Ahora Haití pretende negociar la liberación de los dominicanos a cambio de la extradición del ex-alcalde de Puerto Príncipe, Youry Chevry y otros opositores que huyeron con él. Otra muestra del chantaje», manifestó.

Franjul consideró necesario que los dominicanos secuestrados sean liberados sin condiciones de manera que esta práctica no sea recurrente ya que pone en peligro la vida de los dominicanos que cruzan hacia el otro lado de la frontera.

Planteo como mecanismo de presión que el gobierno cierre la frontera, tras no tener ningún impacto disuasivo la anunciada operación militar de intervención mínima en suelo haitiano.

Ver publicación integra del editorial:


El chantaje haitiano

Muchas de las acciones públicas o solapadas, que se generan desde el poder en Haití contra la República Dominicana, llevan un inocultable sello del chantaje.

No es preciso enumerarlas, pero al ser tan recurrentes bastan para darnos una idea de las destrezas con que el gobierno haitiano juega sus cartas políticas y diplomáticas frente a su par dominicano.

El caso del secuestro de dos técnicos dominicanos, que se añade a una larga lista de episodios semejantes en los que las víctimas han sido patanistas, comerciantes, religiosos u otros profesionales, no es casual.

Ahora Haití pretende negociar la liberación de los dominicanos a cambio de la extradición del ex-alcalde de Puerto Príncipe, Youry Chevry y otros opositores que huyeron con él. Otra muestra del chantaje.

Haití es, día a día, un escenario de secuestros (hasta cinco en una misma jornada), reyertas entre bandas, asaltos de comercios y asesinatos callejeros, fruto de un tinglado de ominosas pretensiones.

Son jugadas de orden interno con múltiples propósitos: unas veces para controlar barrios o zonas calientes de la oposición, empleando bandidos armados para crear más desasosiego y mantener el estado de desestabilización política y social, y otras veces para afectar el intercambio comercial con nuestro país.

Bajo tal circunstancia, esos episodios empujan la migración ilegal y pueden generar conflictos de mayor envergadura con la República Dominicana, como el que se esconde con la provocación del último secuestro.

Hasta aquí llegan informes de que los que cometieron el secuestro son bandidos (o policías) al servicio del gobierno, que inclusive ha desestimado cualquier ayuda de la inteligencia militar dominicana para resolver el caso.

No importa que desde el país se enviara una inaudita señal de advertencia de que comandos especializados podrían intentar el rescate, porque la estrategia de la desestabilización funciona bien para mantener el caos y, sobre esa base, a un gobierno reputado de ilegítimo y repudiado por muchos.

Si no les basta esa presión, lo que procede es cerrar totalmente la frontera hasta que cese esta política de chantaje y extorsión y liberen sin condiciones a los dos técnicos dominicanos.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar

Nacionales

Temistocles Montás culpa a Leonel Fernández de salida del poder del PLD y de miles de peledeístas de la nómina pública; revela ahora LF está atrás del PLD para pacto político

Santo Domingo.- El dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Temístocles Montás, planteó este jueves que Leonel Fernández, expresidente de la República, contribuyó y se alegro de que esa organización saliera del Gobierno, pero […]