Municipio de Tamboril convertido en un INFIERNO por la delincuencia

Las amas de casas, los obreros, trabajadores de empresas de zonas francas y los comerciantes mayoristas y detallistas de este municipio viven en constante zozobra por el incremento de los robos, atracos y asaltos que cometen antisociales diariamente aquí.

“Aquí nadie se siente seguro ya que a cualquier hora del día se produce un asalto o atraco contra los ciudadanos y también contra los negocios y comerciantes”, expresó Agustín de León.

Indicó que, al parecer, los malhechores “le ganaron la batalla” a las autoridades policiales y judiciales, ya que mientras van en aumento los hechos delictivos, son muy pocos los que son apresados y enviados a los tribunales.

“Deben empezar por los pejes grandes, dejarse de estar haciendo redadas contra jóvenes y obreros que se dirigen a sus centros de trabajo desde las cinco de la mañana, y cuando vuelven a sus casa en horas de la tarde y noche”, puntualizó De León.

Refirió que la semana pasada se produjeron más de 12 atracos y robos contra ciudadanos y negocios, entre ellos los de la Plaza Tamboril, la sucursal de la Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos, tienda Luis Tenis y varias personas que salían de empresas de envíos de valores.

Nidia Rodríguez relató que un pariente suyo fue a retirar una remesa de un negocio, y cuando se disponía abordar un vehículo público fue asaltado por dos hombres con armas de fuego.

“Ese primo mío está vivo de casualidad, ya que lo encañonaron con dos armas de fuego y le arrebataron el dinero que era de su pensión de Estados Unidos”, sostuvo Rodríguez.

Este municipio, distante a 12 minutos de Santiago, es uno de los mayores productores de tabaco del Cibao, pero también cuenta con fábricas de embutidos, varias empresas de zonas francas, tiendas de electrodomésticos, así como varias plazas comerciales.

Comerciantes

Varios comerciantes mayoristas y detallistas de la localidad dijeron que han tenido que reforzar las puertas y ventanas de sus establecimientos comerciales, ya que no transcurre una semana en que los ladrones penetren a los mismos.

Luis Suero, dueño de la tienda Luis-tenis, declaró que en dos ocasiones le han robado, a pesar de estar ubicado en la calle principal y al lado de la iglesia y el parque público.

“La Policía no está realizando su labor, apresan a quienes nada tienen que ver con los robos”, expresó Suero.

Juan Antonio Ceballos, mayorista en provisiones, dijo que también ha sido víctima de los asaltantes en varias ocasiones, por lo que tuvo que colocar un sistema de alarma en su establecimiento.

Otros negocios afectados son bancas de apuestas de lotería, colmados, salones de belleza y cafeterías.

Comentarios con Facebook