Surum Hernández no quiere investiguen al PLD por supuesto lavado de activos como exige el PRM

Compartir

Por: Francisco González

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Es natural que los miembros de los partidos defiendan sus parcelas políticas, aún y cuando en la práctica se confirme los errores que cometen y han cometido sus gobiernos y presidentes de la República.

Es normal que así sea, pero nadie ha dicho que sea moral ni ético.

Y la oposición política, atrasada, desubicada incluso de su realidad interna, tiene derecho a denunciar lo que crea son malos pasos de los gobiernos, partidos y presidentes de la República, pero siempre aportando pruebas, y, sobre todo, soluciones, al estilo histórico del PLD cuando era bochista, y cuando el profesor Juan Bosch presidía y el era el guía ideológico y político del partido morado original.

Esta vez, ante la exigencia de que el PLD sea investigado por el supuesto lavado de activos que hace el Partido Revolucionario Moderno (PRM) el peledeísta, Miguel Surún Herrnández, presidente del Colegio de Abogados de la República Dominicana, ha rechazado el pedido tildándolo de “politiquería”.

“Sangrando por la herida” Surún Hernández objeta que la oposición recurra a lo que él considera calumnias para combatir al PLD y al Gobierno de Danilo Medina, al cual tipifica como la administración estatal más corrupta que haya tenido el país, olvidando lo que fue la histórica administración de Hitpólito Mejía.

“Es muy lamentable que se recurra a este tipo de denuncia, que no son más que manifestaciones de campaña política, muy distante de los procedimientos jurídicos”, alegado Surún Hernández ante la denuncia de corrupción de alto nivel en el PLD, a quien el PRM atribuye la comisión de lavado de activos.

El dirigente oficialista habló con los periodistas previo a su participación en la reunión que cada semana realiza la Secretaria de Asuntos Profesionales del PLD, en la cual tiene el puesto de sub secretario.

“Al parecer esas manipulaciones y distorsiones se están convirtiendo en una regla en nuestro país; querellarse, difamar para supuestamente obtener adeptos”, protesta Surún Hernández.