USAID dice que la delincuencia RD pasó de percepción a ser amenaza

Informes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) reportan que el producto interno bruto ha dejado de incrementar hasta 1.8 por ciento debido a que el país no ha podido reducir sus tasas de homicidios a nivel de otros países de la región como Costa Rica.

Así lo informó Ángela Cárdenas, directora adjunta de la Oficina de Juventud, Educación y Seguridad de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) en su participación en el seminario “Perspectiva de la seguridad ciudadana desde la realidad municipal”.

“La Usaid entiende que la percepción de seguridad ciudadana es uno de los mayores retos que enfrenta la República Dominicana, lo cual afecta las dinámicas sociales y el crecimiento económico del país”, precisó.

Enfatizó que Estados Unidos está comprometido en trabajar en conjunto con el Gobierno dominicano en mejorar las condiciones de la seguridad ciudadana en territorio dominicano.

Dijo que para tales fines el Gobierno norteamericano invierte más de 15 millones de dólares al año en programas dirigidos a jóvenes en riesgo, en prevención y persecución de violencia, criminalidad y protección de los derechos humanos.

En su exposición, Cárdenas afirmó que la Usaid se comprometió a colaborar en la creación de plataformas para la evaluación, prevención y persecución de la violencia y la criminalidad en el Distrito Nacional. Destacó que según el Barómetro de Las Américas, publicado a final de 2017, el 45.8 % de los dominicanos identifica la delincuencia y la criminalidad como el problema más grave del país. “Por eso deja de ser un asunto de percepción y pasa a ser una amenaza transversal para el país”, aseveró.

Los ladrones de cuello blanco

En tanto, el rector de la Universidad Unibe, Julio Amado Castaños, advirtió que si el país no es capaz de atacar y visualizar el problema de la delincuencia de manera sistémica será muy difícil convencer a los jóvenes de pocas oportunidades para que dejen de delinquir.

“En nuestros liderazgos en algunas direcciones tanto públicas como privadas, la corrupción ha penetrado y se ha convertido en un estereotipo social que influye, promueve e inspira a esa población llena de necesidades para que encuentre algún tipo de validación en los eventos delictivos”, destacó.

Consideró que la inseguridad ciudadana se arraiga más cuando los jóvenes “ven a ladrones de cuello blanco que son capaces de llevarse millones de pesos del erario público y privado para sus propios asuntos particulares”.

Atacar la causa del problema

Para Dalvert Polanco, director ejecutivo del Sistema Nacional de Atención a Emergencia y Seguridad 911, el problema de la inseguridad ciudadana debe ser tratado desde su origen. “Se está tratando el efecto, pero no la causa. Por años, República Dominicana ha trabajado siempre los efectos. Siempre he dicho que los operativos se hacen por una debilidad en la planificación”, sostuvo.

El funcionario consideró que la institucionalidad es fundamental para la lucha contra la inseguridad ciudadana, por ello la importancia de que cada institución cumpla con el rol para lo cual fue creada.