Ven plantas a carbón Punta Catalina están sobrevaluadas en un 62%

Ante la ausencia de una auditoría técnica independiente sobre los costos de la central de Punta Catalina, la técnica de la comparación con proyectos similares y datos universalmente respetados, sigue siendo una manera rápida y válida para estimar la razonabilidad del precio de un contrato de ingeniería, procura y construcción (EPC) como el adjudicado a Odebretch.

En materia de costos de construcción de plantas eléctricas la más reconocida e importante referencia internacional son las publicaciones de la Administración de Información de Energía (Information Energy Administration, EIA) del Departamento de Energía del Gobierno de los Estados Unidos de América (DOE, Deparment of Energy).

En realidad, esas publicaciones son un resumen de los trabajos realizados por el Laboratorio Nacional de Tecnología de la Energía (National Energy Technology Laboratory, NETL), también perteneciente al Departamento de Energía de los Estados Unidos.

Ese laboratorio ha desarrollado extraordinarias técnicas de cálculos y estimación de costos de plantas eléctricas de todo tipo, así como una base de datos empíricos obtenidos mediante encuestas en centrales eléctricas en operación en territorio norteamericano.

Los estudios del DOE (EIA y NETL) son las bases para las políticas de inversión en proyectos de energía del Gobierno y de las empresas privadas norteamericanas.

Ahora bien, los datos norteamericanos se basan en los costos de mano de obra y materiales de los Estados Unidos; por tales razones, los costos de construcción de una planta eléctrica en ese país son típicamente mayores que en muchas otras naciones.
Es, pues, impactante descubrir que el costo del contrato de construcción (EPC) de Odebretch en Punta Catalina es exageradamente más elevado que cualquier otra planta de carbón similar en los Estados Unidos.

Por ejemplo, en un detallado estudio de costos de construcción de una planta de carbón en los Estados Unidos tecnología subcritica, de 550 MW, realizado por el NTEL/DOE (EUA) se determino que el precio por cada Megavatio (MW) del contrato de construcción EPC es de US$ 1.74 millones de dólares por MW, mientras que el de Punta Catalina, de la misma tecnología subcritica, asciende a US$ 2.83 millones de dólares por cada MW.

Esto se obtiene dividiendo 2,040 millones de dólares entre los 720 MW, es decir, el contrato de Odebretch es 62.6 % por encima del precio del contrato de la planta americana de referencia.

Las tablas que contienen los rubros que determinan el monto de US$ 1.74 millones de dólares por MW son varias y extensas, por lo que no es posible reproducirlas en este espacio del periódico, pero pueden ser verificados en la publicación titulada Cost and Performance Baseline for fossil Energy Plants, Volume 1ª (DOE/NETL), paginas 87-94, julio del 2015.

Si utilizamos como base ese precio del contrato de EPC norteamericano y lo multiplicamos por los 720 MW de Punta Catalina obtendríamos un valor de contrato de construcción de US$ 1, 252.8 millones, es decir, 787.2 millones de dólares menos que los US$ 2,040 millones concedidos a Odebretch.

Se podría decir que 720 MW son más que 550 MW, sin embargo, en la práctica internacional se ha demostrado que mientras más grande es la planta menos cuesta el contrato de construcción dividido por MW (costo unitario), aunque el costo final total de construcción de la planta – que es otra cosa – si cuesta más para la planta grande respecto a la pequeña.
(El costo total final de la planta incluye el costo del contrato más otros importantes costos conocidos como los costos del dueño de la planta (imprevistos, terrenos, intereses por préstamos, estudios varios, inspección, pruebas, y costos pre operación comercial, etcétera).

Ahora bien, es posible que el contrato de Odebretch cueste un poco más que el de la americana de 550 MW porque en Peravia se construyen dos plantas de 320 MW (20%+/-) cada una, y no una sola unidad.

Eso indica que muchos costos serian comunes, pero otros habría que duplicarlos. Por ejemplo, el costo de transporte marítimo y del seguro internacional de dos calderas y dos turbogeneradores es definitivamente mayor que si se transporta uno solo.
Sin embargo, esos costos extras de duplicación son mucho menores que los 782.2 millones de diferencia entre el contrato de Punta Catalina y el de la planta americana de referencia. Consecuentemente, según esta comparación de datos la sobrevaluación del contrato EPC de Odebretch en Punta Catalina podría rondar los 600 millones de dólares o más.

En resumen, la tabla ilustra como el contrato EPC de Punta Catalina tiene un precio por megavatio (MW) que es superior en un 62.6 % a una planta similar de 550 MW en Estados Unidos, y 14 % más caro que el de otra planta de carbón, supercritica, de 1300 MW (Ver Capital Updated Costs, EIA, DOE, 2013); las plantas supercriticas son más caras que las subcriticas como las de Punta Catalina.

EL DATO

Primera planta ejemplo de EE UU, subcritica Segunda planta ejemplo de EE UU, supercritica Plantas de
Punta Catalina, subcriticas
Potencia planta 550 MW 1300 MW 720 MW
Precio contrato de construcción EPC /por MW. 1.74 millones de dólares por cada MW 2.48 millones dólares por cada MW 2.83 millones dólares por cada MW
Costo total del contrato EPC US$ 970 millones 230 mil US$ 3 mil 232 millones 815 mil US$ 2 mil 40 millones

DOE/NETL, páginas 87-94, julio del 2015 y Updated Capital Costs, EIA, 2013.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar