Crisis de liderazgo político en la República Dominicana. Por Hector Silvestre

Fíjense ustedes que no mentimos, ni exageramos cuando críticamos a nuestros dirigentes políticos y amigos de diversos partidos.

El gran problema es que son tantos, que pareciera que los que estamos equivocados somos nosotros, pero no, no es asi. Si observamos con detenimiento, en la actualidad solo se habla de 2020, año en que deben ser celebradas las próximas elecciones generales.

En el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), solo se habla de 2020, y de quien será el candidato presidencial, si será Leonel Fernández o si Danilo Medina sigue «subido en el palo». Ya los politólogos Daniel Pou y Belarminio Ramírez manifestaron, en un programa de televisión, que el presidente actual debe modificar la constitución para poder volver a aspirar, debido esto, según ellos, a la ausencia de un liderazgo fuerte en el espectro político nacional y a la descomposición del sistema de partidos en la República Dominicana. El PLD, a pesar de tener una mayoría congresual aplastante, pareciera que esto solo sirve para aprobar prestamos al vapor, y así aumentar nuestra deuda pública.

En el Partido Revolucionario Moderno (PRM), se discute de que si es Hipolito Mejía o si es Luis Abinader quien encabezará la boleta presidencial por esa organización. Acabamos de ver en la prensa que «juventud del PRD afirma ese partido será opción en 2020». Todo esto a pesar de que celebramos elecciones hace menos de un año (mayo 2016).

Nadie habla de gestión, que se está haciendo, que se hará en el corto, mediano y largo plazo. Los partidos de oposición no son capaces de unificar criterios y presentar una estrategia legislativa conjunta o planes de desarrollo en los municipios donde tienen control de los ayuntamientos. Al oficialismo no le preocupa perseguir la corrupción ni auspiciar reformas estructurales que garanticen un avance en materia institucional ni la formulación de políticas que generen, no sólo un mayor crecimiento de la economía sino mejoras en la distribución de nuestra riqueza nacional. ¡Nada de eso compadre!

¿Qué pasará cuando llegue 2020? Entonces se hablará de 2024. ¿Qué pasará cuando llegue 2024?…Esto me recuerda al colmadero aquel, «Hoy no fío, mañana si».

FOTO: Presidente Danilo Medina recibe en Palacio Nacional visita de expresidente Hipólito Mejía, abril de 2013.