Las devastaciones de los gobiernos del PLD en cifras. Por Filiberto Cruz

Desde el año 2005 hasta el presente, los gobiernos del PLD han manejado más recursos monetarios que todos los gobiernos anteriores juntos. Han manejado 2.6 millones de millones de pesos, provenientes de cinco “paquetazos fiscales” y unen deudamiento externo masivo, sin precedente en la historia financiera de República Dominicana. Con esa inmensa masa monetaria no han resuelto uno de los muchísimos problemas que angustian la vida de los dominicanos. Los niveles de corrupción administrativa y despilfarro de los fondos públicos han marcado para siempre a los dos últimos gobiernos del PLD. Nadie, hasta ahora, ha podido cuantificar las pérdidas por corrupción y despilfarro, pero los organismos internacionales las sitúan por encima de los 600 mil millones de pesos en los últimos ocho años.

Por fortuna, vivimos en un mundo globalizado, donde abundan los organismos internacionales que publican sus investigaciones, a las cuales le otorgamos más credibilidad debido a que las investigaciones locales casi siempre están sesgadas por la pasión, el fanatismo y los intereses envueltos.

Por ejemplo, el año pasado el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgó la noticia de que la corrupción en los gobiernos del PLD se “tragaba” más de 100mil millones de pesos cada año. Ningún corifeo del gobierno, de los miles que cobran “por su trabajo”, se ha atrevido a desmentir esa afirmación, pero si lo dijera el autor de esta entrega, de inmediato vienen las acostumbradas descalificaciones, porque así somos, apasionados y fanáticos furibundos.

Los estudios de la Corporación Latinobarómetro dicen que República Dominicana ocupa el último lugar en los niveles de transparencia y eficiencia del Estado, en cambio, ocupa el primer lugar en pagos de sobornos (“peajes”), en clientelismo político, en los NI-NI(jóvenes que ni estudian ni trabajan) y en los bajos niveles salariales de los trabajadores.

Fruto de la voracidad fiscal de los gobiernos del PLD, los cobros por concepto de ITBIS pasaron de 30,603 millones en2004, a 87 mil millones de pesos en el año 2011.

Los impuestos a la Gasolina Premium pasaron de 24 pesos en 2004, a 87 pesos en el presente; los impuestos de la Gasolina Regular, de 20 a 73 pesos; los del Gasoil Regular, de 7 a 43 pesos; un Cilindro de Gas de 100 libras, que en 2004costaba 562 pesos, ahora ronda los 2,500 pesos.

La deuda pública global (la interna y la externa, llamada también deuda pública con solidada), que en el año 2004 ascendía a 9,705 millones de dólares, en el2011 alcanzó la astronómica cifra de 23,915 millones de dólares, un monto nunca antes visto en la historia financiera del país. Y dicen los funcionarios del área económica del gobierno que esa deuda aún es bajita, que es manejable si la comparamos con relación al Producto Interno Bruto (Debo recordar que cuando el PLD vivía en la oposición, jamás utilizó la metodología “con relación al PIB” para el cálculo de la deuda).

Del derroche de los fondos públicos hablan los 334 viceministros que deambulan en las instituciones públicas, en los consulados y en las embajadas, la mayoría de ellos cobran sin trabajar sueldos mensuales equivalentes entre diez y quince salarios mínimos. De 400 mil empleados que laboraban en el gobierno central en el año 2004, ahora hay 580 mil personas en la nómina del gobierno. Los pagos por nómina pasaron de 28 mil millones anuales, a 82 mil millones de pesos en igual período.

No incluimos aquí las nominillas ocultas que existen en todas las instituciones del gobierno, ni el barrilito, ni el cofrecito, ni los subsidios generalizados que se tragan montos incalculables. Nadie sabrá con certeza a cuánto ascienden los gastos de los gobiernos del PLD para mantener feliz y contenta a una amplia red de vividores de los fondos públicos. Se calcula en 1.8 millones las personas que viven acosta del gobierno dominicano, siendo así el Estado clientela número uno en el mundo.

Y mientras los salarios de los trabajadores públicos y privados andan por el suelo, los altos funcionarios del gobierno tienen salarios mensuales consolidados por encima del millón de pesos. Por ejemplo, el salario mensual del Gobernador del Banco v Central, cuya misión es declarar de vez en cuando que la economía dominicana marcha por buen camino, es de 2.2 millones de pesos; el salario del Administrador del Banco de Reservas es de 2.9 millones; el salario del Superintendente de Bancos es de 1.4 millones; el Ministro de Hacienda cobra mensualmente 1.3 millones de pesos. Que un funcionario dominicano gane más que el Presidente de los Estados Unidos, en un país con tanta miseria, llora antela presencia divina.

En propaganda, promoción y publicidad, los gastos del gobierno rondan los 6 mil millones de pesos anuales. Más del 90 por ciento de los periodistas registrados trabajan en las instituciones del Estado. Algunos de ellos desempeñan la triste y lamentable misión de ser “sicarios de la comunicación”. Miles de interactivos cobran un cheque mensual por la simple tarea de llamar a los programas de radio y televisión para despotricar a la oposición del gobierno. Incluso, han surgido voces que comparan la magnitud de la propaganda de los gobiernos del PLD con la vivida en Alemania durante la dictadura de Adolfo Hitler.

La producción nacional ha disminuido su participación en el Producto Interno Bruto, de un 32 por ciento en el 2004, aun 28 por ciento en el 2011, cifras reveladoras de la quiebra del aparato productivo nacional. En los últimos 8 años se han perdido en las Zonas Francas Industriales 90 mil empleos directos, al bajar de 132 mil en el año 2004, a 42mil empleos en el año 2011. El sector agropecuario ha sido destruido por la mafia importadora que existe en el Ministerio de Agricultura.

De acuerdo al WorldBank Institute, el gobierno de Hipólito Mejía fue más efectivo que los dos últimos gobiernos de Leonel Fernández, al bajar de 43.4 a 38.8. De 142países evaluados en el año 2011, República Dominicana ocupó el lugar 136 por la mala calidad de su sistema educativo. Según el Foro Económico Mundial, el índice de Competitividad Global de República Dominicana ha disminuido, al pasar de la posición 62 en el año 2004, a la posición 110 en el año 2011.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, el crimen organizado es ahora dueño de las calles. Ahora hay más delincuencia que antes, más actividades del narcotráfico, cuyos  tentáculos han alcanzado a las instituciones encargadas de su represión. La confianza de la población hacia las instituciones castrenses, policiales y judiciales está por el suelo, de acuerdo a las encuestas, porque ahora los robos son a plena luz del día. Robarse un avión, la barandilla de un puente, o los cables del tendido eléctrico es algo nunca visto en el país. Los homicidios pasaron de 1,266 en el año 2004, a 2,345 en el 2011. Por cada 100 mil habitantes en el año 2004 hubo 15 homicidios; ahora esa proporción subió a 25,según la Procuraduría General de la República.

El déficit habitacional aumento de 948 mil unidades en 2004, a un millón, 116 mil unidades en el año 2011. Las viviendas con piso de tierra aumentaron de 82 mil a 96 mil en igual período. Las viviendas sin acceso formal a la electricidad también se dispararon de1.028.366 a 1.229.568. Las viviendas sin acceso a agua potable dentro de la casa, pasaron de 1,284.771 a 1.536.140. Las viviendas sin cocinas, que en el año 2004 eran 537.421, en el año 2011 aumentaron a 642.569. Las viviendas que cocinan con carbón eran 315.635 en 2004, pero en el 2001 subieron a 377.390.Los hogares sin neveras eran 810.575 en 2004, en 2011 aumentaron a 969.173.

De los precios de la comida, veamos algunos ejemplos elocuentes, que retratan las devastaciones de los gobiernos del PLD y toda su compañía: una libra de aceite que en el año 2004 valía 18 pesos, ahora ronda los 49 pesos; la leche en polvo Nido (la Lata de 1,800 gramos) pasó de 369 pesos a 750 pesos; un sobrecito de café que antes costaba 3 pesos, ahora vale 13; el plátano barahonero subió de 4pesos a 12; el precio del azúcar crema subió de 7 a 22 pesos; la carne de cerdo de guisar, aumentó de 22 a 70 pesos la libra.

El paso del PLD por la administración pública ha significado un verdadero ciclón batatero, han devorado las finanzas públicas, han arrasado con la producción nacional, han comprado la intención del voto a más de un 40 por ciento de los electores mediante el derroche de los recursos públicos, han manejado la mayor masa monetaria de nuestra historia y no han resuelto uno de los tantos problemas que nos angustian la vida. Su paso por el poder ha significado una verdadera devastación para la economía y la población dominicanas.

Articulo original publicado en elnuevodiario.com d/f 2012