OPINION: Donald Trump está derrotando el coronavirus y sus enemigos. Por Maximino Brito

Por Maximino Brito Lazala*

SANTO DOMINGO.- Lo que sabe Donald Trump que nosotros debemos saber: Algo huele mal en Dinamarca.

Síguenos en Twitter @loquesucedecom

“Compra la verdad y no la vendas”

¿Por qué resiste con tanta firmeza el presidente de Estados Unidos, Donald Trump? ¿Qué sabe él que nosotros no sabemos? Lo primero es la realidad de la lucha, que sus adversarios son los mismos que estaban detrás del fallido juicio político, y que ahora se esconden en el CORONAVIRUS, y que su propósito es imponer su agenda al precio que sea. Ahí hay una mezcla de gentes inocentes engañadas, políticos ambiciosos y seres desalmados; el presidente lo sabe.

Síguenos en Facebook @loquesucederd

En realidad, Trump conoce todo lo referente al coronavirus, y sabe su alcance como daño a la salud de cada persona, cómo se masificó como epidemia y cómo llegó a ser una pandemia, y por eso ha manejado la información de una manera diferente y muy sabia. Él encontró la vacuna para derrotar a sus adversarios, usando el terror mediático, que crearon sus adversarios que controlan el mass-media; logró la aprobación de un trillón de dólares (un millón de millones) para inyectarlo a la economía, y con ellos mantener la salud económica de la nación. Ahí le ganó la primera parte de la guerra.

Ahora la meta es salvar al pueblo del coronavirus. Lo primero es que sabe que este enemigo es muy peligroso, y que encuentra una barrera en donde hay orden, disciplina y justicia, y eso es Estados Unidos; en lo que llega la vacuna, su estrategia va a frenar el coronavirus, ¿por qué? Muy sencillo, lo primero es eliminar la turbación en cada ciudadano estadounidense, y está dando muestras de un Estado fuerte, capaz de defender y proteger al pueblo, y eso es un hecho que se verá en su verdadera magnitud en esta semana, lo veremos todo con lo que saldrá del Despacho Oval.

Síguenos en Instagram @loquesucede

Donald Trump sabe que no son solo los chinos que buscan arrebatar la hegemonía económica y militar de los Estados Unidos de América, sino que el GLOBALISMO tiene poderosos aliados internos y fuera, a lo que su elección como presidente le ha infrigido una herida de muerte, y que su reelección será la sepultura de lo que se ha disfrazado con el traje de la ternura de la GLOBALIZACIÓN, con productos chinos baratos, y un Vladimir Putin desafiante. Es Donald Trump, no otro, el que lo va a derrotar en noviembre, aunque el olor a muerte se destile en los titulares del New York Times, la Providencia Divina parece estar a su favor, y eso le da a Trump certeza de victoria.

*El autor es ingeniero, empresario y experto en geopolítica.