OPINION: El 21 de enero, una fecha indeleble para los dominicanos. Por Juan Carlos Cepeda

Cuando yo tenía la edad de 13 años una vecina llamada Rafaela, apodada «fela» viajó a Italia ilegalmente, me cuentan sus hijos que aún la señora se encuentra ilegal en dicho pais, fela está ansiosa de abrazar a sus hijos y besar sus nietos que sólo los conoce por fotos, pero no quiere venir sin ante legalizar sus papeles, Porque si viene  no podrás regresar y la Doña tiene metas que cumplir, dicho todo estos escuché a la hija más vieja que decía: «el 21 de enero iré a pedirle a la Virgen de la altagracia que me conceda el favor de que mí madre pueda estar legal,  así podrás venir y ir cuando ella quiera».

Puedes reportar cualquier denuncia a nuestro correo electrónico [email protected] o por WhatsApp al 809-316-1980

Cada 21 de Enero los Dominicanos conmemoramos el día de la Virgen de la Altagracia, para esta fecha cientos de devotos católicos y feligreses acudimos a la Basílica de Higüey para profesar nuestra fe a quien llamamos La Patrona de Higüey. Muchas personas esperamos esta fecha para pedirles a la Virgen algún milagro en específico, otros acuden a la Basílica como un acto de fe y agradecimiento a nuestra señora de la Altagracia, para esta fecha acuden distinta personalidades, funcionarios, artistas, empresarios, deportistas, entre otros ciudadanos que siente empatía y creen en la patrona.

Existen varias incógnita e interrogantes  sobre el 21 de enero, pero la más acertada es, que en el 1691 se llevó a cabo la Batalla de la Sabana Real en la parte este de la isla de Santo Domingo, donde el ejército español derrotó al Ejército francés. Antonio Miniel era el jefe al mando de los  españoles, este reunió sus hombre y les pidió que «elevarán un clamor a la Virgen de la altagracia pidiéndoles que les ayudara a ganar la batalla». Finalmente pudieron salir victorioso, y El 21 de enero realizaron una gran fiesta religiosa con motivo de veneración a la Altagracia.

El nombre de nuestra Virgen es un nombre propio femenino de origen latino en su variante en español, Su significado es el equivalente a la palabra homónima, «alta gracia», gracia elevada». El cuadro de la Altagracia fue traído a la República Dominicana por los hermanos antonio trejo y Alonso Trejo, que vinieron de España a Santo Domingo en la era colombina.

Desde dicha fecha el pueblo Dominicano empezó a venerar a la Virgen, dado que en varias personas se pueden exhibir los milagros que ha producido la fe puesta en nuestra señora de la altagracia, por otro lado, los Dominicanos arrastramos una cultura de fe y esperanza en los milagros divino; podemos ver personas con problema de salud que acuden a ofrendar a nuestra virgen, pariente que tienen un ser querido postrado en una cama y esperan con ansias la fecha indeleble (21 de enero) para brinda atributo y pedirle el milagro a nuestra patrona. Como bien dice tu nombre: Virgen de la «alta gracia» altagracia. te pido que pase tu mano sanadora y aleje el virus del covid-19, tu pueblo que tanto te venera y que tiene plena fe en ti está pasando por turbulentas circunstancias de salud.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar