OPINIÓN: “Haití un Paraíso para Perversos”. Por Manuel Cruz

Existe un famoso refrán atribuido al filósofo español George Santayana que establece que: “Aquellos que no conocen su historia están obligados a repetirla”. Ese axioma es una radiografía con la que se puede describir a la hermana República de Haití. Toda vez que, desde el descubrimiento no ha sido otra cosa que; el inodoro del caribe donde los perversos han defecado toda su inmundicia. Nadie puede olvidar que esa jungla cuasi-africana, nómada y decimonónica, era una parte del antiguo Cacicazgo de Marién que es donde comienza su historia y su desgracia; la que pasó de ser la colonia más rica de américa a la cuna de saqueadores.
El Histórico Saqueo de Haití.

En américa hasta la fecha no ha existido en pedazo de tierra más expoliado que la República de Haití. Ese pequeño terreno que fue la economía colonial más rica del todo el hemisferio, con sus plantaciones de azúcar y café y en menor medida; añil, algodón, cacao, madera y guano. Por allí han pasado los cleptómanos y facinerosos de cuasi-todas las nacionalidades españolas, franceses, ingleses, canadienses, americanos y, hasta una plutocracia desvalijadora dominicana y haitiana que vienen desde los llamados grandes blancos de finales del siglo XVII; que se formaron desde la paz de Ryswick de 1697 hoy disfrazados de ONG.

Síguenos en Twitter @loquesucedecom

Asimismo, la depredación de los EE.UU. viene desde que Peter Duncan en 1857 reclamó la soberanía sobre la estratégica “Isla de Navaza” que es propiedad de Haití, invocando el Acta de las Islas Guaneras con la que desarrolló su producción agrícola en el siglo XIX a través del fosfato. Posteriormente, con la invasión del ex presidente Wilson en 1915 se hicieron con el control de la industria manufacturera, con el banco nacional, con las aduanas y con la estratégica bahía de San Nicolás e impusieron como presidente a Sudré Dartiguenave quien les posibilitó; la posesión de tierras haitianas prohibidas para los extranjeros desde 1805 como sigue sucediendo desde entonces.

La Monarquía de los Clinton

Síguenos en Facebook @loquesucederd

Si existen dos figuras en el siglo XXI que pudieran encarnar a Wu Zetian y a Leopoldo II, sin duda alguna esos son Hillary Clinton y su Esposo Bill. La ignominia de estas figuras comenzó con una retórica bufoniza externada por Hillary de que, desde 1975 cuando visitó por primera vez Haití en su luna de miel quedó totalmente enamorada del país. Sin embargo, ella misma en su libro “Decisiones Difíciles” pone al desnudo su verdadero amor cuando dice, “que Haití siempre ha sido una prioridad para ella y, que las “ayudas humanitarias deben tener fines estratégicos como lo tuvo EE.UU. en el Tsunami de Indonesia en 2004, en Haití con el terremoto de 2010 y en Japón en 2011”.

Con el terremoto en Haití René Préval a la sazón presidente; se comunicó con Cheryl mujer de su extrema confianza y le dijo, “necesito a Hillary solo en ella confió” a la misma que reconoce en su libro que aun cuando no habían terminado las réplicas del terremoto “ya su equipo había preparado un documento legal” mediante el cual Préval le entregaba el control del aeropuerto y el puerto marítimo para que ella y la (USAID) tomaran el control de todas las ayudas. Esas ayudas solo por pura casualidad terminaron siendo administradas por la Fundación Clinton y el 95% de todos los contratos de reconstrucción en las manos de los Friends of Bill, que son los mismos donantes de sus campañas; como Claudio Osorio posteriormente condenado a 12 años de prisión por fraude.

Síguenos en Instagram @loquesucede

En conclusión, mediante lo que se conoció como el Comité Interino para el Alivio Haitiano, presidido y manejado a su antojo por Bill Clinton y denunciado en un documento público por 10 de los 14 miembros, impusieron a Michel Martelly como presidente, a Laurent Lamothe y Garry Conille como primeros ministros quienes son cercanos colaboradores de Bill. Impusieron la importación del arroz de Arkansas del que ellos son los socios mayoritarios. Asimismo, Tony Rodham hermano de Hillary consiguió la explotación de la mina de oro por un periodo de 50 años y, tienen decenas de negocios más los cuales serían denunciados por Klaus Eberwein por ante el Senado; y curiosamente apareció muerto 5 días antes en Miami.