OPINION: La convulsión social que sacude el mundo, demanda un nuevo modelo en la humanidad. Por Juan Pujols

La sociedad de hoy es una herencia que arrastramos desde el origen de la la hunanidad, con excepción del comunismo primitivo, donde no había clases sociales, y la moneda no era una mercancía.

Es natural que el mundo no podía seguir estático, y por tanto los cambios son necesarios, pero estos cambios deben ser para el bien de todos los seres que habitamos el planeta, pero no ha sido así,

Los modelos que han surgido son para el dominio de una minoría sobre las mayorías, sometiéndola, a la más vil explotación.

El primer modelo de explotación

Fue en el modelo esclavista, donde una minoría sometida a la mayoría, los esclavos y los tenían como una mercancía de su propiedad, trabajando para ellos y vendiéndolos.

El segundo modelo de explotación fue el feudalismo, donde los señores feudales se hicieron dueños de la tierra y la mayoría se les denominó sirvo de la gleba igual trabajaban para los señores feudales, con la diferencia del régimen esclavista, era que estos tenían derecho a un pedazo de tierra y que pasado un tiempo podían adquirir su libertad.

Tercer modelo, la revolución industrial un poco más avanzando que los dos sistemas anteriores, pero igual los trabajadores eran explorados, con la revolución francesa año 1789 la pequeña burguesía se alía con los industriales, cuna de los derechos humanos y da el nacimiento de la burguesía.

Con la revolución francesa se establece el sistema democrático, esto es que el poder descansa en el pueblo, y se produce la separación de los poderes en tres partes, 1 poder legislativo, 2 ejecutivo 3 judicial y ahí surgen las primeras leyes con los códigos napoleónicos,

Es bueno resaltar que en todos estos procesos a estado involucrada la iglesia que aún siguen siendo parte fundamental en los dividendos económicos con los sectores poderosos, lo que contradice la fe cristiana en las predicas, de Jesucristo, el cual predicaba la igualdad entre los hombres

Cuarto: como teorías y propulsores de un modelo capitalista adam, smith, juan de mariano entre otros, plantean el libre mercado, cuyo fundamento era y es la propiedad privada y los controles de la economía, igual en este sistema los trabajadores y los obreros siguen siendo explotados, realizando un trabajo y no pagado y estos solo son dueños de su fuerza de trabajo, y el capital en manos de los capitalistas.

La otra teoría y la más completa es la de carlos marx y su amigo federico engels, que plantean eliminar la propiedad privada y que los trabajadores, poco apoco tomarán el control de las empresas más bien una economía estatista, es lo que parecía y parece más lógico para eliminar la división de clases.

Lo cierto es que estas teorías con categoría científica no han producido los resultados esperados, porque tan pronto han tomado el control del estado el modelo de explotación a seguido con ligeras diferencias y los marxistas se han convertido en pichones de dictadores.

En conclusión, la llamada democracia es una falsa, los que predican el cristianismo en su mayoría viven de él, el capitalismo subió a su fase superior el imperio, y el socialismo su lucha de hoy es por el control del mundo sin importar cuántos mueren, por hambre, por guerras, por falta de salud y con ello la destrucción del planeta,

Por lo expuesto anteriormente los modelos que tenemos, económicos, políticos y religiosos, es necesario una revisión y platear una opción donde el ser humano sea feliz y una cultura de paz. @juan pujols