OPINION: Le están dando de su propia medicina a Miguel. Por Salvador Holguín

Por el periodista Salvador Holguín

Diciendo “Lo que otros Callan”

A partir de la firma del Pacto de las Corbatas Azules entre el presidente del PRD Miguel Vargas Maldonado y el mandatario Leonel Fernández Reyna el 14 de mayo del 2009, todas las sentencias del Tribunal Superior Electoral le fueron favorables a Miguel, inclusive después de la salida del poder de Leonel, debido a que el príncipe Fernández mantenía buenas influencias en las altas cortes del país, escenario idóneo para el dueño del PRD obtener buenos resultados, aunque lamentablemente esos veredictos a su favor le engendraron la crisis institucional más complicada y profunda al partido del Jacho.

A la llegada de Danilo Medina Sánchez a la Presidencia de la República el 16 agosto del 2012, y a pesar de que la alianza de Miguel Vargas para ese entonces no era con Danilo sino con Leonel, en cuanto a las cortes se refiere, el MVP seguía teniendo mucho poder político, tanto así que le permitió quedarse con lo que era antes el glorioso Partido Revolucionario Dominicano, venciendo al “guapo de Gurabo” el expresidente Hipólito Mejía Domínguez y a más de medio PRD.

Todo ese poderío de “Mickey el que resuelve”, le dio ganancia de causa en todas las demandas que se incoaron en el Superior Electoral en contra de él, aunque las mismas fueron las causantes de la división y destrucción del PRD, el cual pasó a ser de un partido mayoritario a una entelequia partidaria que ahora sirve de amuleto, bisagra y comodín del PLD para mantenerse en el poder. Es decepcionante que el partido de las grandes luchas y conquistas democráticas de este país obtuviera un 47% en el 2012 y en el 2016 sólo alcanzara el 5%, claro, porque Danilo lo ayudó en la Junta Central Electoral, de lo contrario no hubiese clasificado para mantener su personería jurídica.

Recientemente el TSE anuló varias resoluciones del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que expulsaban de esa organización al dirigente Guido Gómez Mazara y ordenó su inmediata reintegración, luego del Tribunal Superior Electoral haber emitido tantas sentencias y resoluciones favorables a los intereses empresariales y políticos del ingeniero Miguel Vargas Maldonado. Hasta el “Guidazo” ningún perredeista disidente había logrado ganancia de causa que hiciera tambalear la supremacía indiscutible del tozudo de Miguelito, lo que pareciera que ya la pava no pone donde ponía para Miguel Vargas.

Conforme a las últimas dos sentencias del Tribunal Superior Electoral en la que anuló la Convención Extraordinaria “Pedro Franco Badía”, y ordenó la reintegración de Guido Gómez Mazara al PRD, si las comparamos con las anteriores a favor de Miguel apoyándose en el León, el gobernante Danilo Medina y su poder económico, podemos afirmar que le están dando de su propia medicina a Miguel… Los acontecimientos están indicando que lo que antes le favorecía y era complaciente a los intereses de Vargas Maldonado, hoy se le ha revertido en su contra. Algo extraño está pasando en el panorama político, será que las instituciones empiezan a funcionar como establece la Constitución y las leyes del país, o estas decisiones obedecen a una estrategia del presidente Danilo Medina para salir de Miguel porque no es confiable para él.