OPINIÓN: Mujeres víctimas de la cobardía. Por Franklin Amparo

Es verdad que cuando están despechadas tú nunca has comprado ni un panties.
Es verdad que cuando no te quieren nunca se sintieron mujer a tu lado.
Es verdad que cuando están despechadas hablan hasta lo que no deben de hablar.
Es verdad que cuando no te quieren todo lo que haces les molesta.
Es verdad que cuando están despechadas te derrochan tus recursos.
Es verdad que cuando no te quieren solo quieren que “termine” y a dormir.
Es verdad que cuando están despechadas todo lo tuyo lo convierten en negro (black paint).
Es verdad que cuando no te quieren cualquiera es mejor que tú.
Es verdad que cuando están despechadas te dan por donde más te duele.

Pero aún así, esa mujer es un ser independiente a ti, tiene su vida, nunca su vida te has pertenecido, por más que tú creyeras que era tuya (mala práctica) nunca una mujer le pertenece a alguien. Como tú tampoco le pertenece a ella.
Porque no respetarla y tolerarles sus faltas ?

Sólo la vida permitió que coincidiéramos en tiempo y espacio, agradeciéndoles a JEHOVÁ DIOS que permite o permitió que nos encontráramos en X punto, nos amaramos dentro de las alegrías y fuego del placer.

Porque si esa persona decidió darte su tiempo, sus sentimientos, su espacio, su cuerpo, su placer, hasta en ciertos momentos llorar contigo, sufrir contigo y esforzarse contigo para salir de situaciones difíciles, entonces, porque no agradecer?, si el amor acabó, busque una salida, ármese de valor y comience otro camino… NO LA MATE y reconozcas que ella es un ser humano independiente a usted, que no es suya, NO ES POSESIÓN SUYA, ella es dueña de su vida.

Agradezca todo lo que vivieron juntos y no seas tan mediocre de pensar que te pertenece y tan cobarde por no tener el valor de emprender un nuevo camino.

Ámala…hasta que ella o tú quieras, pero no sea cobarde y respétale la vida.