OPINIÓN: ¿Por qué ganó Jair Bolsonaro?. Por Miguel Espaillat

“Adolfo Hitler llegó al gobierno de Alemania, por el voto de la gente. Los pueblos, también se equivocan”.  José Mujica.

1- Mi tesis por la cual ganó en Brasil Jair Bolsonaro se basa en los hechos siguientes: el imperio está dispuesto a liquidar los regímenes anti-imperialistas que últimamente han surgido en Latinoamérica.  Esa práctica la iniciaron con Chávez, luego con Fernando Lugo, Manuel Zelaya, Dilma Rousseff y Cristina Kirchner.  En la aplicación de esta política no es secreto para nadie los esfuerzos que hicieron para derrocar, incluso asesinar a Rafael Correa, y que desde hace mucho tienen en la mira derrocar a Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Evo Morales.  Y lo de Cuba ha sido una constante que ya va para 60 años.

2- Toda esta reseña de derrocamientos, incluyendo las que les preceden con Cipriano Castro, Isaías Medina, Rómulo Gallegos, Carlos Delgado, João Goulart, Juan D. Perón, Hipólito Yrigoyen, Juan José Torres González, Hernán Siles Suazo, Víctor Paz Estenssoro y Jaime Paz Zamora, Juan Velasco Alvarado, Fernando Belaúnde Terry y Víctor Raúl Haya de la Torre, Jaime Roldós y Eloy Alfaro, Maurice Bishop, Jacobo Arbenz y Juan José Arévalo, Juan Bosch y un gran etcétera que contabiliza unos 327 golpes de estado contra regímenes democráticos.

3- Para tener una visión integral del tema de los golpes de estado propiciados por los imperios europeos y el norteamericano, tendríamos que añadir los ejecutados por ellos en África, el mundo árabe, Asia y Oceanía, siempre llevados a  cabo con colaboración de las rancias oligarquías locales, las cuales, conceptúan a la oposición, según el rol que jueguen frente a sus intereses, por lo cual, éstas pueden ser “luchadores por la libertad”, o turbas de bandidos, terroristas, desaprensivos y delincuentes.

4- Dada por cierta la historia anterior, entonces es lógico que el imperio haya querido impedir a como dé lugar el triunfo de Fernando Haddad.  Para esa meta han llevado a cabo tácticas y estrategias precisas.  La primera de ella ha sido sacar del ruedo a Lula Da Silva, el candidato invencible.  Preso Lula, se puso práctica el plan B, que consiste en apoyar a Jair Bolsonaro con todos los recursos económicos y tecnológicos al alcance.

¿Cómo han logrado el triunfo del fascista Bolsonaro?

5- En artículos anteriores he explicado ampliamente en qué consiste la “Guerra de Cuarta Generación”, la cual usan los oligarcas del imperio USA para derrocar a los gobiernos que no se pliegan a sus designios.  Ellos mismos para estas guerras tienen un manual que reza: “La naturaleza de la guerra en el siglo XXI ha cambiado.  Nosotros combatimos con armas psicológicas, sociales, económicas y políticas”.   La guerra “cuerpo a cuerpo” no es eficaz en este tiempo; además, implica enormes costos económicos y de movilización de ejércitos.  Apostamos al debilitamiento gubernamental hasta la fractura institucional.  Esto se puede lograr en cinco etapas.

6- El golpe suave o blando, los golpes parlamentarios y jurídicos, los bloqueos económicos y financieros, la desestabilización social y económica, el desabastecimiento e inflación inducidos, crear una oposición mercenaria que hace disturbios, que quema personas vivas y bienes públicos y privados, que bloquea calles y tomas pueblos enteros, etc., son las tácticas que han sustituido a las guerras convencionales, a las guerras químicas y biológicas, a las guerras psicológicas y a los cruentos golpes de estado.

7- En esta ocasión, de manera particular voy a referirme a la guerra psicológica, el arma más poderosa que está usando el imperio para derrocar a los gobiernos insumisos o para imponer un candidato preferido desacreditando al señalado por ellos como enemigo.  Esta guerra se vale de los medios de comunicación: la TV, radio, prensa, y principalmente el internet,  con sus programas facebook, twitter, WhatsApp, etc., por donde difunden mentiras, mensajes falsos con montajes de videos, para manipular la mente de las personas desprevenidas y obtener los resultados deseados.

 8- Para los programadores de la guerra psicológica, el internet es un arma que, en vez de balas y bombas, dispara situaciones con bytes de informaciones a partir de un ordenador manipulado por un programador de computadoras entrenado para esos fines.

9- Estas armas no producen ruido de explosión evidente, no causan daño físicos o mentales aparentes, ni interfieren de manera evidente con la vida cotidiana.  El público no puede comprender esta arma, ni tiene idea de que exista, y entonces no puede creer que sea en realidad atacado y sometido por esta arma sofisticada.

10- En consecuencia, el arma silenciosa del internet es un tipo de arma biológica.   Con esta metodología, por lo medios de comunicación se mantiene la atención del público adulto distraído, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivándolos con temas sin importancia real, con entretenimiento público debajo del nivel, manteniéndolos todo el tiempo ocupado en ganarse la vida como esclavos, sin tiempo para pensar y estudiar para que sean ignorantes de las verdaderas políticas, de la verdadera economía, de la verdadera ley, y de la verdadera historia.

11- Con este sistema de difusión, se le ha hecho fácil a los imperios lograr el objetivo de controlar las mentes de los individuos, de las masas, de los pueblos, de naciones enteras, tal como ha sucedido en Argentina y Brasil, con la elección de los fascistas Mauricio Macri y Jair Bolsonaro.

Nota: los párrafos 7,8 y 9, están sustentados en un estudio sobre la materia contenidos en el libro: Armas silenciosas para guerras secretas.

Más detalles de cómo lograr los objetivos de controlar las mentes desprevenidas

12- En un artículo titulado “Las corruptas estrategias de la campaña de Bolsonaro”, publicado el 22 de octubre en varios diarios digitales, se explica con detalles, como Bolsonaro ganó las pasadas elecciones en Brasil. Algunos de sus párrafos lo explican de la manera siguiente:

13- Una perversa trama de corrupción, ilegalidad y mentiras que ayudó a Jair Bolsonaro a vencer la primera vuelta de las elecciones brasileñas fue revelada esta semana por el diario Folha de São Paulo y puso al rojo vivo la campaña, que ahora puede terminar en los tribunales. De acuerdo con la investigación de Patricia Campos Mello, una premiada periodista que ya cubrió conflictos armados en Afganistán, Siria y Gaza y fue corresponsal en Washington, señala que un grupo de empresarios ligados al candidato fascista financió ilegalmente, con decenas de millones de reales, un sistema también ilegal de envío de millones de mensajes de WhatsApp con noticias falsas, fotos trucadas y calumnias contra el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad.

14- El resultado de este mecanismo, usado con mayor intensidad en la última semana de la campaña, fue una fuerte y rápida alteración de la intención de voto de millones de personas, que llegaron a las urnas engañadas con las mentiras más disparatadas. En algunos estados, como Río de Janeiro, São Paulo y Minas Gerais, el mecanismo influyó en las elecciones para gobernador y senador, con cambios de tendencia de más de 30 puntos con relación a las últimas encuestas, pero el impacto más profundo fue en la elección presidencial y llevó a Bolsonaro no sólo a vencer la primera vuelta sino también a afirmarse como favorito para la segunda.

Cómo funciona el mecanismo de campaña a favor de Bolsonaro

15- La campaña de Bolsonaro contrató ilegalmente, con dinero no declarado de empresas “amigas”, un servicio que combina el uso sofisticado de un método de extracción de datos con un poderoso sistema de disparo masivo de mensajería instantánea, que fue usado para atacar a sus adversarios con calumnias y difamación del más bajo nivel. No se trata apenas de la posibilidad de enviar millones de mensajes por día, sino también de hacerlo de forma segmentada, usando diversas listas de distribución que permiten direccionar el contenido más adecuado para cada público.

16- Para obtener ese cúmulo de informaciones, se compran ilegalmente bases de datos de las telefónicas y otras compañías, además de usar las de los propios candidatos (las únicas que la legislación brasileña permite). Por otro lado, se usa un software que aprovecha la vulnerabilidad de redes sociales como Facebook para extraer datos de millones de usuarios, que son clasificados de acuerdo con la información que cada uno incluyó en sus perfiles: sexo, edad, ciudad de residencia, estado civil, orientación sexual, profesión y una serie de indicios sobre sus intereses y preferencias, de acuerdo a los grupos de los que participa y las páginas a las que les puso “me gusta”.

17- Una vez que tienen toda esa información, además de enviar mensajes masivos para millones de teléfonos, la usan para crear miles de grupos de WhatsApp administrados por números de los Estados Unidos, donde las restricciones de cantidad de miembros para cada grupo y cantidad de usuarios o grupos a los que un mismo mensaje puede ser enviado simultáneamente son menores. Cada uno de esos grupos sirve para propagar cada mentira mucho más rápido.  Una vez que cada fake news (noticias falsas), publicada en blogs o en sitios de internet que simulan ser portales de noticias, o bien divulgada directamente como textos, llenos de mayúsculas y acompañados de memes, videos y fotos trucadas, que comienzan a circular por WhatsApp y llegan a las redes sociales, miles de perfiles falsos o “robots” que replican hasta que se hacen virales. Uno de los mentores de este tipo de campaña sucia es Steve Bannon, un ex asesor de Trump involucrado en el escándalo de Cambridge Analytica y patrocina a grupos de racistas y de ultraderecha en todo el mundo. En agosto pasado, Bannon se reunió en Manhattan con uno de los hijos de Bolsonaro, Eduardo, y le ofreció ayuda.

18- La red virtual de Bolsonaro ya existía antes, pero fue ampliada de forma brutal a través de este mecanismo, dando lugar a un sistema de comunicación y propaganda subterráneo, invisible para quienes no participan, donde cada día “viralizan” decenas de mentiras sobre Haddad, su candidata a vice, Manuela D’Ávila, y otros dirigentes de izquierda. El mecanismo también sirvió para que candidatos locales ligados a Bolsonaro que hace un mes eran perfectos desconocidos saltaran de menos del 10% en las encuestas a más del 40% en las urnas, dejando en ridículo a las encuestadoras, y que otros candidatos que lideraban los sondeos se desplomaran en pocos días, víctimas de las mentiras más perversas sobre ellos y hasta sobre sus familias.

19- En la elección presidencial, el efecto del mecanismo fue devastador en términos de destrucción de la imagen de Fernando Haddad, un dirigente respetado, de estilo moderado, que condujo durante siete años el Ministerio de Educación sin ninguna denuncia de corrupción y con excelentes resultados de gestión. Entre las principales mentiras sobre Haddad con las que bombardearon a los brasileños días antes de las elecciones, podemos citar a modo de ejemplo: 1) que, cuando era ministro de Educación, distribuyó en las escuelas un “kit gay”, expresión inventada por Bolsonaro para referirse a un inexistente “manual” para convertir a todos los niños en homosexuales; 2) que tiene una Ferrari, mentira que se popularizó gracias a una foto en la que Haddad conducía un auto de lujo de esa marca, aunque no era suyo y la foto fue tomada en la inauguración de un autódromo, cuando era intendente de San Pablo; 3) que el hombre que apuñaló a Bolsonaro era del PT y aparecía en una foto con Lula, obviamente trucada con Photoshop; 4) que en un libro de Haddad, publicado muchos años atrás y ya agotado, el candidato defendía el incesto y afirmaba que era normal que los padres tuviesen relaciones sexuales con sus hijos; 5) que una de las propuestas del programa de Haddad era legalizar la pedofilia; 6) que una mujer mayor, electora de Bolsonaro, había sido salvajemente golpeada por militantes de la campaña de Haddad (la mentira venía acompañada de una foto de 2013, de una actriz brasileña que había sufrido un accidente); 7) que la candidata a vice de Haddad, Manuela D’Ávila, usaba una remera con la frase “Jesús es travesti” (otra foto trucada); 8) que Lula, cuando viajó a Israel, se había negado a colocar flores en el Museo del Holocausto (de hecho, Lula fue al museo y colocó flores en una ceremonia oficial); 9) que el PT preparaba un enorme fraude electoral con urnas electrónicas compradas en Venezuela (circulaban videos truchos de una urna electrónica que no dejaba votar a Bolsonaro); 10) que Haddad había sido filmado recibiendo coimas (circulaba una nota falsa de un medio del grupo Globo, supuestamente firmada por un periodista que no trabaja allí).

20- Las anteriores son apenas una pequeña muestra de cientos de mentiras, segmentadas por grupos.  En los últimos días de campaña, esas mentiras se escuchaban en la calle, las contaba el conductor de Uber, las repetía el pastor evangélico en el culto, las comentaban en los grupos de papás y mamás de las escuelas.

21- El lector podrá preguntarse ¿cómo es posible que los brasileños hayan creído en semejantes absurdos?  Lo cierto es que el mecanismo funciona. La cantidad de mentiras disparadas por día y la masividad de los envíos, que llegaban a millones de personas, funcionó como un bombardeo fulminante y rápido, del que la campaña de Haddad, desorientada por un fenómeno que no vieron venir, no supo cómo defenderse. Por otro lado, los grupos de WhatsApp produjeron una especie de mundo paralelo, en el que hasta la más absurda teoría conspirativa adquiría credibilidad para sus integrantes, que se encargaban de difundirla entre familiares, amigos y vecinos.

22- La mayoría de los electores de Bolsonaro consumen diariamente noticias falsas y está convencidos de que son verdaderas. Un fraude electoral gigantesco para el que no fue necesario hackear las urnas, porque fue hackeada la información de los electores. También según Datafolha, 60% de los votantes de Bolsonaro se informa a través de WhatsApp – un fenómeno que la mayoría de los medios tradicionales brasileños, que en la era digital cerraron sus páginas para suscriptores, han ayudado a crecer de forma casi suicida.

El artículo referido del cual he tomado esta información es más extenso, por lo que sugiero al lector que lo quiera leer remitirse al enlace siguiente:

//www.cubadebate.cu/noticias/2018/10/22/brasil-las-corruptas-estrategias-de-la-campana-de-bolsonaro/#.W9SSb4ylw_4

Facebook, WhatsApp, American Microchip Inc. y la firma japonesa Renesas, contribuyeron al triunfo Jair Bolsonaro

Las informaciones del periodista indio Shelley Kasli sobre facebook

23- En otro artículo escrito por la periodista indio Shelley Kasli, se informa como un equipo secreto de Facebook manipuló las opiniones del público para favorecer las elecciones en que salieron triunfantes la “Alternativa para Alemania”, el presidente de Filipinas Rodrigo Duterte, el presidente argentino Mauricio Macri, el primer ministro indio Narendra Modi, el “Partido Nacional Escocés”, el presidente estadounidense Donald Trump, y finalmente, Jair Bolsonaro en Brasil, todos fascistas.

24- Facebook – nos dice   Shelley Kasli – no es un simple espectador en materia de política.  Es una compañía que colabora activamente con partidos y dirigentes, incluyendo a los que utilizan esa plataforma para contrarrestar la oposición con la ayuda de numerosos troles que propagan información falseada (fake news e ideologías extremistas).

25- Ese trabajo es realizado desde Washington por un equipo de Facebook extremadamente discreto, especializado en temas de política global y encabezado por Katie Harbath, la ex estratega numérica del grupo republicano que trabajó en 2008 en la campaña presidencial del ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani y en otras campañas.

26- En definitiva, las empresas Facebook, WhatsApp, American Microchip Inc. y la firma japonesa Renesas, están empleandose a fondo en la manipulación de la opinión pública con informaciones falsas para favorecer a un determinado candidato, que como hemos visto, son individuos fascistas y por demás, títeres del imperio.  Como el artículo de Shelley Kasli es bien extenso, dejo el enlace del mismo para quienes quieran leerlo.

//www.voltairenet.org/article199215.html

Conclusión

A- Como se puede analizar con los datos precedentes, la elección del fascista Jair Bolsonaro fue debida a la manipulación del pueblo brasileño a través de los medios de comunicación, como facebook, twitter, WhatsApp, Instagran, TV, radio, periódicos digitales y otros medios por los cuales difundieron miles y miles de noticias falsas e injuriosas en torno al candidato de la oposición, Fernando Haddad

B- En estos tiempos de globalización, neoliberalismo, desarrollo exponencial y sofisticado de los medios de comunicación, que ejercen una asombrosa manipulación a los pueblos, tristemente cobran sentido las frases de Malcolm X y Simón Bolívar: “Si no estás prevenido contra los medios de comunicación, estos te harán amar al opresor y odiar al oprimido”. “Nos dominan más por la ignorancia, que por las armas”, pero también cobra sentido la frase: “Los Estados Unidos (la oligarquía de los EE.UU.), parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”, y yo añado, a tal punto, que nuestra América luce que está colapsando.  Tal como han expresado otros: En USA gobierna un atolondrado supremacista blanco, en Ecuador un traidor, en Brasil y Argentina unos fascistas, en Colombia, criminales y narcotraficantes, en Honduras un fraude, en Chile y Perú dos neoliberales, en la República Dominicana un corrupto mayor, y para colmo de males, en Brasil gobierna una escoria, que será sustituido por un psicópata fascista.

C- No obstante estos vientos fascistas, de saqueos, hambrunas, guerras para destrucción y muerte y emigraciones forzadas, me adhiero al optimismo de José Mujica, quien tras la victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro, con sus palabras quiere llevar un mensaje de esperanza al pueblo de Brasil: “No hay derrota definitiva, ni triunfo definitivo.  La vida es una lucha permanente con avances y retrocesos. No es el fin del mundo. Por lo tanto, debemos aprender de los errores que hemos cometido y volver a empezar. Esto debe ser permanente”.

D- Me niego a creer, que 2018 años después, los pueblos, por ignorancia y manipulación, todavía sigan prefiriendo a Barrabás, que a Cristo, y que el mal, se siga imponiendo sobre el bien.  Solo espero, que podamos  ya, romper con estas lacras.

A mis lectores les dejo la palabra