Andrés L. Mateo arremete contra Reinaldo Pared Pérez le dice «cínico», «altanero», «prepotente»

El comentarista del Gobierno de la Tarde Andrés L. Mateo recordó este lunes que fue el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, quien presentó en ese hemiciclo una comisión cuando se hizo el «montaje» para descargar al senador Félix Bautista, porque su fortuna era legítima y no se había encontrado ninguna prueba que lo culpara.

El catedrático dijo que la comisión especial para investigar la procedencia del patrimonio de Bautista hubo que forzarla casi cuatro años después, para que diera un mostrenco y una verdadera caricatura de informe.

“Hago todas estas referencias porque estamos hartos del cinismo en República Dominicana, porque no es posible seguir con todo este cinismo a cuesta mientras que la corrupción se enseñorea… y políticos como Reinaldo Pared Pérez solo saben responder a la demanda de este país con un cinismo, con una altanería y con una prepotencia que ha sido la característica de eso que entre comillas podríamos decir es su liderazgo”, aseveró Mateo.

El catedrático se refirió en esos términos sobre las declaraciones del presidente del Senado y precandidato a la presidencia de la República del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), quien manifestó que en un Gobierno suyo la corrupción la perseguiría y la llevaría hasta los tribunales.

En tal sentido, el historiador subrayó que cuando los procesos de corrupción eran denunciados, Pared Pérez fue quizás uno de los que más insistió en que era percepción.

Cuestionó que se tenga el valor de descorrer el velo para ver todo lo que ha ocurrido, por ejemplo en la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde), pues no puede venir con el cuento de que en esa institución solo se dio el caso de Los Tres Brazos, ya que Leoncio Almánzar tenía más de 10 años allí, y son incontables las transacciones y las negociaciones que hizo.

Expuso que si se hiciera una auditoría a fondo de lo que ocurrió en Corde sería una historia que avergonzaría aún más a todos los dominicanos, pues es un ejemplo modélico de corrupción sistémica en el país.

FUENTE