EDITORIAL: El fin de lo correcto

Por Leonardo Jaquez

Puedes reportar cualquier denuncia a nuestro correo electrónico [email protected] o por WhatsApp al 809-316-1980

El ascenso al poder de Donald Trump en los Estados Unidos marcó lo que hemos denominado «El Fin de lo correcto» en el ejercicio de la política y la administración del poder en nuestros países.

Vemos como las inconductas trumpistas han influenciado enormemente en el discurso y accionar de varios presidentes latinoamericanos. Tal vez Bolsonaro pudiera ser considerado como el discípulo más aventajado ya que al igual que Trump critica los estudios científicos que advierten sobre los riesgos del cambio climático. Al igual que Trump, Bolsonaro también apoya la depredación masiva de zonas boscosas como el amazonas, en donde bajo su mandato se han incrementado enormemente las invasiones humanas.

En el caso de Trump, este le ha dado todo su apoyo a la construcción de los oleoductos Keystone XL y el Dakota Access a los cuales se opuso Barack Obama por los peligros que representa para zonas boscosas de una importancia enorme para los nativos norteamericanos y porque inclusive estas construcciones podrían repercutir en el nivel de potabilidad del agua.

Si Trump no hubiese asumido el discurso anti ambientalista tal vez los ataques de Bolsonaro al amazonas le hubiesen costado el cargo de la presidencia en Brasil, pero no ha sido así, debido a que es un discurso legitimado por el presidente de la primera potencia del mundo. Y ahí estriba parte de la problemática que representa para nuestros países con débiles instituciones la presencia de un Donald Trump en el despacho oval.

También vemos los deslenguados ataques que a la prensa hace Donald Trump desde su trinchera twittera. Lo que antes conmocionaba a la sociedad norteamericana, Trump lo ha «normalizado» como parte de la cotidianidad política en la democracia más antigua en el nuevo mundo.

Lo correcto murió con el ascenso al poder de Donald Trump, y lo peor es que murió para darle vida a la chismografía, al ejercicio frenético del poder y a las posiciones públicas iracundas y destempladas.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar