Alvarito Arvelo salió del tribunal sollozo y cabizbajo tras recibir profunda estocada moral

Una jueza de la Octava Sala Penal del Distrito Nacional acaba de condenar al comunicador Alvaro Arvelo al pago de 1.5 millones de pesos y tres meses de prisión suspendida por haber difamado e injuriado al cantautor Rafael Solano.

Una fuente que estuvo presente en el tribunal informó a este medio que el comunicador al escuchar la sentencia puso el rostro engorroso con una mirada punzante como con deseos intensos de volarle arriba a la magistrada.

Tras abandonar el tribunal, el comunicador fue fotografiado en estado sollozo y cabizbajo acompañado del director de la Z101 Willy Rodriguez.

Aunque la indemnización exigida por el demandante ascendía a los 100 millones y la magistrada apenas dictaminó 1.5 millones, el inconmensurable valor moral de la sentencia supera con creces lo exigido.

Este sentenciazo histórico representará para la trayectoria comunicacional de Alvaro Arvelo otra estocada moral a su trabajo, ya que aunque el pueblo así lo percibe esta vez ha sido el propio sistema de justicia nacional quien ha dictaminado que es un comunicador mentiroso e injurioso que no tiene límites para vomitar narrativas que solo habitan en su imaginario.