Amigo de Danilo y seguidor de Temo estafó bancos dominicanos por más de 100 millones de pesos

Julio Antonio Sanchez Soto en su biografía de Twitter @JulioASanchezS tiene: «Nací en Ocoa provincia maravillosa, empresario y filántropo, amigo del presidente y seguidor de Temo Montas.» Es el cabecilla de una red criminal que estafó a bancos nacionales por más de RD$100 millones, también estuvo involucrado en la banda del difunto John Percival Matos y es presidente de la Oficina Comunitaria, ecológica, Cultural y Deportiva de Ocoa (OCCD).

El Ministerio Público de Santo Domingo Este desarticuló dicha red criminal y logró la imposición de prisión preventiva de un año en contra de Julio Antonio Sanchez Soto , alias Julio Valerón, presunto cabecilla de dicha organización.

Tras una labor de inteligencia y seguimiento encabezada por el Ministerio Público, se determinó que era la persona encargada de dirigir y articular toda la estructura criminal para robar la identidad de clientes de diferentes bancos, y sustraer millonarias sumas de dinero de sus cuentan, sin ser descubiertos.

El órgano persecutor detalló que Sánchez Soto logró estafar a uno de los bancos con más de 54 millones de pesos durante los años que venía haciendo esta operación fraudulenta, según la investigación del Ministerio Público.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía de Santo Domingo Este, el presunto cabecilla de la red para cometer la actividad delictiva reclutaba empleados de las entidades bancarias y personas con físicos parecidos a clientes de los bancos con cuentas sin movimientos, pero con altas sumas de dinero.

Asimismo, establece que, en complicidad con los empleados, usurpaban la identidad y obtenían información privada y confidencial de los titulares de las cuentas.

El fiscal titular de Santo Domingo Este, Milcíades Guzmán Leonardo, calificó de un gran triunfo de esta Fiscalía el haber logrado dar un duro golpe al desarticular esta banda que operaba en varias provincias del país.

“Este hombre que logramos poner tras las rejas era un fantasma de la estafa bancaria que se le había escurrido a la Justicia por varios años, y ya entidades financieras casi tiraban la toalla, pero gracias a la ardua labor investigativa del Ministerio Público éstos son los resultados”, manifestó el magistrado titular de la Fiscalía de Santo Domingo Este.

En mayo del 2017, Sánchez Soto fue detenido y malograda una operación de estafa en una de las sucursales de las entidades bancarias en San Francisco de Macorís, por la cual estuvo en prisión preventiva por un período de ocho meses.

La investigación señala que entre el 19 y 21 de julio de 2018, el imputado realizó los contactos para retirar la suma de RD$5,203, 700.00, en cantidades separadas, de la cuenta de un cliente de una de las sucursales bancarias afectadas, el cual denunció la actividad delictiva.

Revela que ese mismo modo de operación también aplicaba a clientes de otro banco, desde donde también sustrajeron elevadas cantidades de dinero.

Además del cabecilla, distintas jurisdicciones del Ministerio Público han logrado medidas de coerción contra cuatro integrantes de esta banda, que fueron reclutados por ser empleados de estas entidades bancarias.

El Ministerio Público le asignó al hecho la calificación jurídica provisional de violación a la Ley No. 155-17 sobre Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo y Ley No. 53-07 sobre sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, así como de asociación de malhechores, falsificación de documentos y robo de identidad, tipificados en los artículos 147, 148, 150, 265 y 266 del Código Penal Dominicano, por lo que solicitó el caso sea declarado complejo.

En presencia de abogados de las oficinas legales afectadas que acudieron a la audiencia en calidad de víctimas denunciantes, la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta jurisdicción acogió la petición del Ministerio Público y dispuso que Juan Antonio Sánchez Soto fuera enviado por un año al Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

La institución del sistema de justicia informó que fiscales de los Departamento de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, y de Propiedad Intelectual y Criminalidad Organizada del Ministerio Público de Santo Domingo Este, amplían la investigación y persiguen a varios vinculados a la red criminal.

Antecedentes

El principal imputado en el caso, de alias Julio Valerón, quien se enfrenta a los bancos BHD León y Banco del Reservas (Banreservas), estuvo en prisión preventiva en el año 2017 durante ocho meses como medida de coerción por su relación con la banda de John Percival.

En uno de los atracos que efectuó la misma, ocurrido en la sucursal de la avenida Presidente Antonio Guzmán Fernández, Valerón condujo el vehículo en que se transportó María Reyna Paulino Rivas, madre de Brayan Paulino (también implicado en la banda de Percival), la cual murió en un intercambio de disparos con la patrulla policial que los persiguió, en la carretera que une San Francisco de Macorís con la comunidad de Ranchito, La Vega.