CE-Mujer llama a Camacho a pedir disculpas a las mujeres y legislar a favor de sus derechos

El Centro de Solidaridad para el desarrollo de la Mujer (CE-Mujer) llamó este miércoles al presidente de la Cámara de Diputados, Radhamés Camacho, a pedir disculpas a las mujeres dominicanas y en lo adelante abstenerse de ilustrar sus ejemplos con imágenes y “figuras estereotipadas y discriminatorias” hacia el género femenino.

Graciela de la Cruz y Millizen Uribe, directora ejecutiva y presidenta de la Junta Directiva, respectivamente, consideraron que las declaraciones en que Camacho compara a la Junta Central Electoral con amas de casa, a las que “mientras más dinero se les da, menos les alcanza”, no se corresponden con la realidad de las mujeres dominicanas y contribuye a desvalorizar uno de los roles que desempeñan.

En una nota, ambas explican que en sus declaraciones, el legislador ve a los hombres como los únicos proveedores de las familias, desconociendo los grandes aportes que hacen las mujeres al presupuesto familiar y que, incluso, son en gran medida quienes garantizan todos los recursos económicos para echar hacia adelante a los hijos y a las hijas, en el caso, principalmente, de las familias donde las mujeres son las jefas de hogar.

De la Cruz y Uribe mencionaron que, según la más reciente encuesta Enhogar, el 33.3% de los hogares son encabezados por mujeres, mientras en el restante 66.7%, donde los hombres son los jefes, el presupuesto es responsabilidad de ambos y jamás una dádiva que, siguiendo la comparación hecha por Camacho, supuestamente nunca alcanza, cuestionando la capacidad productiva y administrativa de las mujeres.

“Esta afirmación de Camacho refleja  una visión machista y androcéntrica, desconocedora de los grandes esfuerzos que cada día realizan millones de mujeres para aportar al sustento y desarrollo de las familias y, al mismo tiempo, para llevar el peso de la doble jornada de trabajo y suplir el trabajo de cuidados que debe ser una responsabilidad de los hombres, las mujeres y el Estado en sentido general”, explicó de la Cruz.

De su lado, Uribe llamó a Camacho y a todos los políticos dominicanos a “evitar este tipo de ejemplos que lastiman la sensibilidad de las mujeres, y en su lugar usar sus posiciones para legislar por los derechos, la salud, la vida y la dignidad de las mujeres dominicanas”.

“En vez de estas comparaciones de mal gusto, deberíamos estar debatiendo en relación al  reconocimiento, remuneración y a la equidad  de género en el trabajo doméstico, y no ridiculizando este rol, y en la participación política”, concluyó.

CE-Mujer es una institución no gubernamental, sin fines de lucro, que trabaja en República Dominicana para la mejoría de la calidad de vida de las dominicanas y por la promoción de una cultura que propicia
nuevos valores de equidad y de relacionamiento personal, familiar y social.