Con dinero de ahorrantes del quebrado Banco Peravia compraron dos locales en Sambil a Miguel Vargas Maldonado

El vicepresidente ejecutivo del disuelto Banco Peravia, Gabriel Jiménez Aray, con recursos de los ahorrantes compró un yate, un solar en Casa de Campo y dos locales en Sambil al empresario Miguel Vargas Maldonado, reveló ayer una testigo de la Fiscalía.

Jenny Alexandra García de Piantini, quien fuera asistente del presidente y vicepresidente del quebrado banco, José Luis Santoro y Gabriel Jiménez Aray, explicó que este último realizó negocios con Vargas Maldonado y que a su exnovia Diomaris Fernández le regaló una yipeta, le daba 200 mil pesos mensuales y le compró un vehículo para un negocio que ella tenía.

Narró que para el 2014 cuando se agravó la crisis en la citada institución bancaria, los días 15 y 30 de cada mes era un dolor de cabeza para pagar la nómina, porque no había dinero.

Al ser interrogada por la fiscal Yeni Berenice Reynoso, García de Piantini explicó que Jiménez Aray tiene un apartamento en el ensanche Piantini y que compró una lancha y un solar en Casa de Campo a Vargas Maldonado.

Relató que los dos principales ejecutivos del Banco le asignaron dos tarjetas de crédito para comprar combustible al avión de Santoro y la otra para dar mantenimiento y pagar los servicios del piso 8, del edificio que aloja al Banco Peravia, ese piso era exclusivo de los Santoro y Jiménez Aray.

García de Piantini explicó que trabajó con Santoro desde octubre de 2010 hasta el 29 de agosto del 2014 . Entró ganando 62 mil pesos mensuales y luego le pagaban 8 mil dólares.

Detalló que los imputados Yesesia Serret, Daniel Morales y Pausides Morales se encargaban de captar depositantes que resultaron víctimas de la maniobra fraudulenta cometida en la señalada entidad de intermediación financiara que cometió el fraude por alrededor de 1,400 millones de pesos.

La testigo señaló que el excoronel Florentino de Jesús llegó a trabajar con Santoro por medio de Miguel Pimentel Kareh, y que entró como chofer y escolta, “ya que Santo y Pimentel Kareh eran buenos amigos”. Florentino alegadamente tenía del Banco Peravia una tarjeta y un préstamo fraudulento de una yipeta Chevrolet Tahoe que Santoro le pagaba.

García de Piantini , testigo “estrella” de la Fiscalía depuso ayer ante el primer tribunal colegiado del D.N, donde se escucharon 6 testigos propuestos por la Fiscalía en donde estos relataron al tribunal la forma de como sucedían las operaciones fraudulentas y la participación de cada uno de los actores en el entramado criminal que les atribuye el ministerio público en el fraude del Banco Peravia.

Los procesados son Nelson Serret, Jorge Serret, Carlos Serret, Yesenia Serret, Pausides Morales, Nelson Cabral, Rolando Cabral y Florentino de Jesús, los demás imputados están prófugos.