Denuncian precariedades en hospital público de Barahona

Compartir

El expresidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, afirmó ayer que en el Hospital Jaime Mota, de Barahona, no existen las condiciones mínimas para ofrecer asistencia a los recién nacidos que presentan condiciones de salud complicadas.

De acuerdo con sus declaraciones, la situación por la que atraviesa ese centro de salud es desastrosa porque no cuenta con una unidad de cuidados intensivos neonatal, tampoco hay ventiladores ni existe un personal entrenado para manejar a esos pacientes.

A esa situación, según señaló Suero, se suma además la falta de medicamentos y otros insumos.
Suero, quien es pediatra, destacó que los médicos que laboran en ese hospital le confirmaron que, cuando intentan trasladar a los recién nacidos a otros centros de salud porque su condición es delicada, la respuesta que reciben es que las unidades de cuidados intensivos están repletas.

Los planteamientos de Suero tienen que ver con la muerte, la semana pasada, de cinco recién nacidos que fueron atendidos en el hospital Jaime Mota. “Que no vengan con lo mismo, a tratar de acusar al médico. La incapacidad es estatal y de los funcionarios de Salud que tienen 20 años y no resuelven”, afirmó Suero.

Consternación. La semana pasada cinco niños murieron en ese centro, debido a complicaciones vinculadas a la prematuridad, según un comunicado del Servicio Nacional de Salud (SNS).

Una comisión de ese organismo se dirigió al centro para determinar cuál era la responsabilidad de los médicos en las muertes de los infantes.

Después de este hecho, Salud Pública dispuso que el reporte de las muertes infantiles sea diario y vaya directo al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica para tener un control más estricto de los casos y aplicar medidas.