“Le quité el hacha y, con rabia, le asfixié” confiesa Ana Julia

Ana Julia Quezada, la asesina confesa del niño Gabriel Cruz admitió a la Guardia Civil que el crimen se produjo cuando ambos comenzaron “a pelearse por un hacha” con la que el pequeño estaba jugando fuera de la casa y finalmente “con la rabia, acabé asfixiándole”.

El relato comienza así: “Salí de casa con el coche y en el camino de tierra me encontré a Gabriel. Estaba solo jugando con un palito. Le dije: ‘hombre, si estás solo vente conmigo.

Una vez allí, ella se puso a pintar y Gabriel empezó a jugar en la parte de fuera. “En un momento dado, me asomé y le vi jugando con un hacha. Y entonces le dije: ‘¿pero qué haces jugando con un hacha?’”, ha revelado el programa conducido por Susanna Griso.

El relato a la Guardia Civil continúa: “Él me insultó, yo le intenté quitar el hacha y él me dijo: ‘Tú no eres mi madre, tú no me mandas y además, no te quiero volver a ver nunca’. Así que nos peleamos por el hacha, se la quité y al final, con la rabia, acabé asfixiándole, tapándole la nariz y la boca”.

Fue entonces cuando Ana Julia reconoce que se dio cuenta de que “tenía un problema importante”. Con la intención de “no hacerle daño a Ángel” (el padre del niño y pareja de la asesina), pensó que “lo mejor era enterrarlo. Cogí una pala y lo enterré.

Así él no sabría nunca lo que había pasado. Me llevé la ropa al terminar a casa de la abuela y la escondí en casa de la abuela de Ángel”, continúa la declaración. Ana Julia ha admitido que colocó la camiseta del pequeño en los juncos “para despistar” y que días más tarde cogió el resto de la ropa y la tiró “dentro de un contenedor de vidrio de enfrente de un hotel”.

“Al final vine a buscar el cadáver porque me dijeron que les entregase la llave y me puse nerviosa”, finaliza la mujer.
Hasta este interrogatorio, que tuvo lugar este martes en la Comandancia de Almería, la sospechosa se había mostrado escasamente colaborativa en las sesiones de reconstrucción de los hechos.

Este miércoles ha pasado a disposición judicial y a las 13.00 horas ha comenzado su declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano.

Su abogada, Beatriz Gámez, ha asegurado a la prensa que Ana Julia tiene la intención de seguir colaborando.

Comentarios con Facebook